Livianos
Por Elizabeth Dwyer Sandlin

Comunidades a carreras: terapia respiratoria

Desbloqueando el aliento de vida

En el ámbito de la salud, la terapia respiratoria destaca como una profesión crucial y dinámica. Estos héroes anónimos trabajan incansablemente para garantizar que cada respiración que toma un paciente sea un paso hacia la curación y el bienestar. Para arrojar luz sobre las complejidades de este campo vital, hablamos con Brandon Casey, terapeuta respiratorio y educador pulmonar en la Universidad de Nuevo México, cuya pasión por la profesión es contagiosa.

La terapia respiratoria es una profesión de atención médica especializada dedicada a ayudar a personas con dificultades respiratorias. Desde bebés prematuros con pulmones subdesarrollados hasta pacientes ancianos que padecen afecciones respiratorias crónicas, los terapeutas respiratorios desempeñan un papel fundamental en el diagnóstico, tratamiento y manejo de una variedad de problemas respiratorios.

brandon casey
Si te conviertes en terapeuta respiratorio, lo primero que puedes hacer es utilizar tus conocimientos para enseñar. Cada interacción con el paciente es una oportunidad para educar, y compartir conocimientos logrará dos cosas: lo convertirá en un mejor proveedor al capacitar a los pacientes para que tomen mejores decisiones por sí mismos a través de la educación; y segundo, te mantiene alerta. Te hace más inteligente y te ayuda a no volverte complaciente.
- brandon casey, Terapeuta Respiratorio, Hospital UNM

Para Casey, convertirse en terapeuta respiratorio fue una extensión natural de su deseo de contribuir a su comunidad. 

“Todos los que se dedican a la atención sanitaria quieren ayudar a la gente. Es nuestra naturaleza la que nos atrae a este campo porque, en última instancia, es un campo desafiante”, explica Casey. "Especialmente una vez que comienzas a hacer clínicas y a recibir atención práctica al paciente, a menudo ves a las personas en su peor momento y tienes que ser más empático, afectuoso y generoso en esos momentos".

Las responsabilidades diarias de un terapeuta respiratorio son tan diversas como los pacientes a los que atiende. Ya sea que trabajen en un hospital, una clínica o un entorno de atención domiciliaria, estos profesionales están en la primera línea de la atención respiratoria. Administran tratamientos respiratorios, realizan pruebas de diagnóstico, administran ventiladores y educan a los pacientes sobre técnicas de autocuidado.

Como educador pulmonar, Casey trabaja en clínicas con neumólogos, educando a pacientes con trastorno pulmonar obstructivo crónico (EPOC), asma y sobre cómo dejar de fumar.

“Creé el programa donde hacemos derivaciones para obtener atención de seguimiento de los pacientes, de modo que de esa manera no solo decimos 'oye, fumar es malo', sino que también les brindamos ayuda continua durante los primeros dos años para dejar de fumar. "

Convertirse en terapeuta respiratorio requiere una combinación de educación formal y experiencia clínica práctica. Muchos aspirantes a terapeutas respiratorios obtienen un título de asociado, mientras que otros optan por una licenciatura para mejorar sus habilidades y perspectivas profesionales. Casey comenzó su educación en Central New Mexico Community College (CNM), lo que lo llevó a la UNM.

"Comienzas el programa (CNM) y dentro de las dos primeras semanas estás en el hospital, comenzando las clínicas de inmediato", dice Casey. “Mi primer hospital fue la UNM y aquí tuve grandes preceptores y maestros. No sólo se centraron en enseñarnos dónde necesitábamos aprender en nuestro nivel de habilidad, sino que también fueron más allá. Dado que la UNM es un hospital de traumatología de nivel I, íbamos a buscar a todos los pacientes más graves que llegaban para ver cómo funcionaba y obtener esa experiencia. Tan pronto como vi a mi primer paciente de alta gravedad supe que me encantaría ir al departamento de emergencias. Me encantó la atmósfera caótica y de alta energía y algo controlada”.

Si bien las recompensas de ser terapeuta respiratorio son inmensas, el campo conlleva una serie de desafíos. Tratar con pacientes en condiciones críticas puede resultar emocionalmente agotador. En lugar de sentirse abrumado por esos desafíos, Casey acepta lo que muchos podrían encontrar contradictorio: da más.

“La UNM tuvo un día profesional en el que pude ser voluntario y puedes ver el beneficio de realizar actividades extracurriculares en el campo y el valor que eso te aporta no solo a ti como alguien que está en constante crecimiento, sino también las formas en que puedes llegar a más personas y de diferentes maneras”, dice Casey.

Por ejemplo, durante los últimos tres años, Casey ha participado en el compromiso departamental con la Peanut Butter and Jelly Foundation en Nuevo México, que ofrece obsequios a las familias recién alojadas que celebran su primera Navidad. Ya sea en el trabajo o fuera del trabajo, Casey alienta a los aspirantes a profesionales de la salud a buscar formas nuevas y satisfactorias de ayudar a las personas.

Para quienes estén considerando una carrera en terapia respiratoria, Casey dice que el consejo más importante que puede ofrecer es adoptar el aprendizaje permanente.

“Si te conviertes en terapeuta respiratorio, lo primero que puedes hacer es utilizar tus conocimientos para enseñar. Cada interacción con el paciente es una oportunidad para educar, y compartir conocimientos logrará dos cosas: lo convertirá en un mejor proveedor al capacitar a los pacientes para que tomen mejores decisiones por sí mismos a través de la educación; y segundo, te mantiene alerta. Te hace más inteligente y te ayuda a no volverte complaciente”.

Las ideas de Casey permiten vislumbrar el corazón de la disciplina vital de la atención médica que es la terapia respiratoria, donde cada respiración cuenta. Para Casey, el servicio es el centro de su trabajo y anima a cualquiera que esté considerando la terapia respiratoria (o cualquier carrera en el sector sanitario) a centrarse en la comunidad y en los pacientes que necesitan atención.

 

Si a usted también le gustaría convertirse en una fuente de cambio positivo en su comunidad como profesional de la salud, la UNM ofrece apoyo y recursos. Haga clic aquí para obtener más información sobre los programas de Communities to Careers que pueden ser perfectos para usted.
Categorías: Comunidades a carreras