$ {alt}
By Kayleen Schenk

La representación positiva importa: una alumna de la Facultad de Enfermería de la UNM se presenta ante su comunidad

La representación positiva inspira a las personas a desempeñar roles de influencia y liderazgo. Lisa M. Pacheco, MSN, profesora II en el campus Taos de la Universidad de Nuevo México, y orgullosa mujer de color, recibió su Maestría en Ciencias en Enfermería en Educación en Enfermería de la Facultad de Enfermería de la UNM. ¿Su misión? Mostrar a la próxima generación de enfermeras que la diversidad pertenece a la atención sanitaria.  

“Mi objetivo siempre ha sido servir a Taos. Es mi hogar y quiero retribuirle y mostrarle a los estudiantes y jóvenes de color que pueden servir a su comunidad a lo grande”, dice Pacheco.  

Mi objetivo siempre ha sido servir a Taos. Es mi hogar y quiero retribuirle y mostrarle a los estudiantes y jóvenes de color que pueden servir a su comunidad a lo grande.
- Lisa Pacheco, Alumna de la Facultad de Enfermería de MSN UNM

Su programa de maestría fue completamente en línea, lo que le permitió mantener horarios de trabajo y responsabilidades familiares. La propia Pacheco es una madre soltera que trabajó como enfermera en la UCI durante la pandemia de COVID, mientras continuaba sus estudios; demostrando que avanzar en una carrera y recibir una educación estimada es posible, incluso en circunstancias de mucha actividad.

“Cuando comencé mis estudios de enfermería hace 16 años, la gente me dijo que abandonara la escuela de enfermería porque soy madre soltera. Pero eso es una tontería. Con el apoyo de mi familia y amigos, no sólo fui capaz de lograr mis objetivos sin importar mi condición de padre, sino que el plan de estudios de la universidad lo hace aún más accesible para estudiantes como yo”, continúa Pacheco. “Y ahora, mis propias experiencias informan mi enseñanza. Sé que los estudiantes son padres, trabajan o tienen otras cosas que hacer. Soy flexible, pero los hago responsables de la seguridad de sus futuros pacientes. Me gusta proporcionar un equilibrio”.

La implementación de prácticas de enseñanza empáticas genera confianza entre Pacheco y sus alumnos. En su salón de clases, los estudiantes saben que les enseña un instructor que se preocupa tanto por su bienestar académico como personal. Un instructor que ha estado en su lugar. 

“Les he dicho a todos los que conozco que ser miembro del cuerpo docente de la UNM ha sido un despertar. Me conmueve apoyar a los estudiantes en mi ciudad natal, ser la representación de niños jóvenes diversos en toda la comunidad de que lograr sus sueños es posible. Siento que estoy en una trayectoria ascendente, haciendo la cosa, y estoy decidido a criar a la gente conmigo”, dice Pacheco.
Categorías: Escuela Universitaria de Enfermería , Participación Comunitaria , Noticias que puedes usar , Noticias destacadas