Representación de la ampliación del edificio UNMCCC
Por Michele W. Sequeira

La demanda de expansión

La adición del edificio de la clínica permitirá al Centro Oncológico de la UNM ofrecer tratamientos que no están disponibles en ningún otro lugar del estado

El Centro Oncológico Integral de la Universidad de Nuevo México se está ampliando su espacio clínico para ofrecer tratamientos que ninguna otra entidad en el estado puede ofrecer.

El edificio de la clínica existente comprende más de 200,000 pies cuadrados de salas de examen, salas de cirugía para pacientes ambulatorios, bóvedas de radiación, una sala de trasplante de médula ósea y células madre, y una sala de infusión de quimioterapia. El edificio se inauguró en 2009 y algunas áreas se terminaron en 2017.

Ahora se necesita aún más espacio.

La ampliación de las instalaciones dejará espacio para máquinas avanzadas de tratamiento de radiación, salas de tratamiento teranóstico, procedimientos de radiología intervencionista y terapias celulares que incluyen el alotrasplante de células madre y la terapia con receptores de antígenos quiméricos (CAR T).

La nueva construcción se aprobó inicialmente por 28 millones de dólares en 2018, pero los planes se suspendieron debido a la pandemia de COVID. Mientras tanto, los costes de construcción aumentaron: el proyecto cuesta ahora 61 millones de dólares.

La mayor parte de la financiación proviene de la financiación de bonos a través de la Autoridad Financiera de Nuevo México y de las asignaciones de la Legislatura del Estado de Nuevo México. El Centro de Ciencias de la Salud de la UNM también proporciona algunos fondos.

"Debido a nuestros desafíos presupuestarios, dividimos el proyecto en tres segmentos", dice Rodney Martinez, director financiero del Centro Integral de Cáncer de la UNM. "Y priorizamos esos segmentos según las necesidades de los pacientes".

Resumen

  • El Centro Integral del Cáncer de la UNM ampliará su espacio clínico para satisfacer las necesidades de los pacientes ofreciendo tratamientos únicos que no se ofrecen en ningún otro lugar de Nuevo México.
  • El proyecto debe dividirse en segmentos para abordar los desafíos presupuestarios.
  • Los segmentos han sido priorizados según las necesidades de los pacientes.
  • Ampliación de los programas de oncología radioterápica, teranóstica y terapia celular; Se agregará un programa de radiología intervencionista.
  • Se planea un evento de inauguración para el 14 de diciembre a las 4:30 pm. Se solicita a los miembros de los medios de comunicación que confirmen su asistencia.

Celebración de inauguración, 14 de diciembre de 2023

palas con logo
El evento de inauguración tuvo lugar el 14 de diciembre de 2023.
Yolanda Sánchez habla
La directora y directora ejecutiva del Centro Oncológico de la UNM, Yolanda Sánchez, da la bienvenida a la multitud.
Panel innovador
Los oradores en el evento escuchan mientras habla la líder de la mayoría, la representante Gail Chasey. Sentados de izquierda a derecha están el Secretario Interino | Dirección de Educación Superior Patricia Trujillo; el vicepresidente ejecutivo del Centro de Ciencias de la Salud de la UNM, Douglas Ziedonis; el presidente de la UNM, Garnett Stokes; y la directora y directora ejecutiva del Centro Integral del Cáncer de la UNM, Yolanda Sánchez.
Chasey habla a la audiencia.
La representante Gail Chasey da sus comentarios
Zideonis habla al público
El vicepresidente ejecutivo del Centro de Ciencias de la Salud de la UNM, Douglas Ziedonis, pronuncia su discurso en el evento innovador del Centro Oncológico de la UNM.
Los oradores palean la suciedad invisible
Los ponentes palean "tierra invisible", porque el evento se celebró en el interior debido a las inclemencias del tiempo. De izquierda a derecha están el representante Chasey, el secretario interino Trujillo, el vicepresidente ejecutivo Ziedonis, el presidente de la UNM, Stokes, y el director y director ejecutivo del Centro Oncológico de la UNM, Sánchez.
Los invitados ven la innovación
Los invitados se ponen de pie para observar la inauguración.
Stokes, Sánchez y Trujillo hablan juntos en el evento
El presidente de la UNM, Garnett Stokes, la directora y directora ejecutiva del Centro Oncológico de la UNM, Yolanda Sánchez, y la secretaria interina | HED Patricia Trujillo hablan juntas en el evento
Representación de la ampliación del edificio del Centro Oncológico de la UNM.
Representación de la ampliación del edificio del Centro Oncológico de la UNM.
Representación de la ampliación del edificio del Centro Oncológico de la UNM.
Representación de la ampliación del edificio del Centro Oncológico de la UNM.
Representación de la ampliación del edificio del Centro Oncológico de la UNM.
Representación de la ampliación del edificio del Centro Oncológico de la UNM.

Segmento 1: Fuera lo viejo, dentro lo nuevo

En la primera etapa, que ya ha concluido, se sustituyó la máquina de Tomoterapia Accuray por una Elekta Versa HD.

La máquina de tomoterapia se instaló en 2008 y fue la primera máquina de tomoterapia en Nuevo México. Era tan grande que hubo que desmontarlo y sacarlo en pedazos.

El Versa HD recién instalado se puede utilizar para realizar radioterapia de intensidad modulada, radioterapia corporal estereotáxica y radiocirugía estereotáxica para una amplia variedad de tipos de tumores. La nueva máquina también es más fiable y más fácil de mantener, afirma Martínez. Estuvo disponible para los pacientes en diciembre.

La radioterapia corporal estereotáxica es un procedimiento no invasivo que administra dosis altas de radiación a un tumor pero una dosis mucho más baja a los tejidos circundantes, matando así las células tumorales pero preservando las células cercanas. Durante el tratamiento, el paciente se acuesta sobre una mesa y el cabezal de la máquina, llamado pórtico, gira alrededor del paciente.

El pórtico enfoca rayos de radiación hacia el tumor del paciente desde diferentes direcciones. Todos los rayos pasan a través del tumor, por lo que la radiación se concentra allí y mata las células tumorales. Dosis más bajas llegan a las células circundantes y sobreviven.

Los haces de radiación pueden dirigirse con precisión a tumores pequeños o irregulares, y la capacidad de administrar grandes dosis a las células tumorales de forma segura y precisa ha aumentado la tasa de curación de este tratamiento al tiempo que reduce el número de días de tratamiento.

La destrucción de células concentrando radiación en ellas también se puede utilizar para realizar cirugía. Llamada radiocirugía estereotáxica, el procedimiento se utiliza para realizar radiocirugía en lugares de difícil acceso para un cirujano o en situaciones en las que la cirugía representa un alto riesgo.

La radiocirugía estereotáxica es un procedimiento no invasivo; la piel no se corta. El tratamiento administra dosis altas de radiación a objetivos específicos en el cerebro.

"Se puede utilizar para tratar tanto metástasis cerebrales como lesiones cerebrales benignas como el meningioma", dice David Lee, MD, PhD, director de Oncología Radioterápica del Centro Oncológico de la UNM. "La radiocirugía estereotáctica generalmente se realiza en un solo tratamiento, pero a veces puede requerir hasta cinco tratamientos".

"El Versa HD es de última generación y proporcionará métodos y tratamientos modernos para nuestros pacientes", afirma Martínez.

Martínez explica además que alrededor de 95 personas por día requieren tratamientos de oncología radioterápica, pero actualmente, el Centro Oncológico de la UNM tiene capacidad para tratar solo a 75 personas por día.

El Versa HD mantendrá tiempos de espera aceptables para los pacientes, dice Martínez, pero no agregará capacidad. El Centro Oncológico de la UNM necesita otra máquina para oncología radioterápica.

 

Segmento 2: Nuevas máquinas y espacio para tratamientos únicos

El segundo segmento del proyecto de expansión incluye un nuevo acelerador lineal de resonancia magnética (MRI LINAC) de última generación para aumentar la capacidad de oncología radioterápica y cinco nuevas salas de infusión para el programa de teranóstica.

 

"Esta capacidad estará disponible sólo en el Centro Oncológico de la UNM", dice Martínez sobre el MRI LINAC. "Ninguna otra instalación en nuestro estado puede ofrecer una máquina que pueda obtener imágenes de un tumor en tiempo real mientras administra radiación".

El MRI LINAC requerirá una nueva bóveda en el área de oncología radioterápica. Las paredes de la bóveda tienen 6 pies de espesor y están hechas de concreto para evitar que se escape la radiación. Una vez terminada, la nueva máquina se instalará y pondrá en funcionamiento antes de que se pueda programar el tratamiento de cualquier paciente.

El MRI LINAC toma imágenes simultáneamente de un tumor mientras enfoca rayos de radiación sobre él. Puede apuntar con mayor precisión a un tumor porque utiliza imágenes por resonancia magnética (MRI) que permiten a los médicos ver mejor el tumor. Luego, los médicos pueden utilizar la radioterapia adaptativa para ajustar los haces de radiación para que permanezcan en el tumor mientras el paciente respira.

"MRI-LINAC nos brindará una capacidad sin precedentes para tratar tumores que son difíciles de ver, como los cánceres de páncreas y de hígado", dice Lee. “El resultado será una mejor localización de los tumores con menos efectos secundarios. Esta es una oportunidad increíble para los pacientes de Nuevo México”.

Se espera que el MRI LINAC esté disponible para los pacientes en 2025.

 

El Centro Oncológico de la UNM es el único centro oncológico del estado que puede ofrecer tratamientos teranósticos como parte de un enfoque multidisciplinario de atención.

El programa de teranóstica comenzó en 2018 con el programa Lutathera. Actualmente, el Centro Oncológico de la UNM es la única instalación en el estado que ofrece tratamiento teranóstico, también llamado terapia con radionúclidos receptores de péptidos o PRRT, para tumores neuroendocrinos.

La teranóstica, derivada de las palabras terapia y diagnóstico, utiliza una molécula de fármaco de dos partes en un procedimiento de dos pasos. Una parte de la molécula del fármaco se une a ciertos receptores de las células cancerosas; la otra parte es un ion radiactivo.

En el primer paso del tratamiento, el paso de obtención de imágenes, se inyecta la molécula del fármaco de dos partes en el torrente sanguíneo del paciente. La parte que se une a los receptores de las células cancerosas está unida a un ion radiactivo que emite partículas radiactivas de baja energía. Estas partículas iluminan las células cancerosas durante las exploraciones por tomografía por emisión de positrones (PET), lo que permite a los médicos diagnosticar y medir el cáncer.

En el segundo paso, el tratamiento se administra en una serie de inyecciones. Nuevamente se utiliza una molécula de dos partes. La parte que se une a los receptores de las células cancerosas es la misma que en el primer paso. Pero la otra parte es un átomo radiactivo diferente que emite radiación de alta energía.

La radiación de alta energía destruye las células cancerosas pero no llega muy lejos dentro del cuerpo. Sólo una pequeña cantidad de células cercanas se ven afectadas. Este tipo de tratamiento puede matar con precisión las células cancerosas pero deja los tejidos sanos circundantes con poco daño.

Lutathera® es un tratamiento teranóstico para tumores neuroendocrinos avanzados, una forma rara de cáncer. Fue aprobado por la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE. UU. en 2018. Bernard Tawfik, MD, dirige el programa Lutathera en el Centro Oncológico de la UNM.

En 2022, la FDA aprobó Pluvicto™ como un nuevo tratamiento teranóstico para el cáncer de próstata metastásico. Neda Hashemi, MD, dirige el programa Pluvicto y el equipo de cáncer de próstata, testículo, riñón y vejiga en el UNM Cancer Center.

El Centro actualmente tiene capacidad para ofrecer dos tratamientos (inyecciones) por semana. Las nuevas salas de infusión ampliarán el programa teranóstico para ofrecer hasta 25 tratamientos por semana.

 

Segmento 3: Inversiones en Terapias Celulares y Radiología Intervencionista

El último segmento del proyecto incluirá un espacio de radiología intervencionista de 11,000 pies cuadrados y un laboratorio celular de Buenas Prácticas de Fabricación (cGMP) de 4,000 pies cuadrados para el procesamiento de células para el programa de trasplante de células madre y médula ósea del Centro Oncológico de la UNM.

 

En el pasado, Nuevo México carecía de un programa de trasplante de células madre y médula ósea acreditado y certificado, dice Martínez. Los nuevomexicanos con cánceres de sangre y médula ósea y otras enfermedades han tenido que viajar fuera del estado durante largos períodos para recibir atención costosa y que trastorna sus vidas.

El laboratorio cGMP respaldará el programa de trasplante de células madre y médula ósea del Centro Oncológico de la UNM, que ofrece trasplantes autólogos de células madre y, más recientemente, trasplantes alogénicos de células madre para personas con ciertos tipos de cánceres de la sangre.

El Centro Oncológico de la UNM ha logrado la acreditación de la Fundación para la Acreditación de Terapia Celular para trasplante autólogo.

En los autotrasplantes de células madre, las propias células madre del paciente se extraen del torrente sanguíneo y se congelan. Luego, el paciente recibe una fuerte quimioterapia para eliminar el cáncer del cuerpo. Una vez que se completa la quimioterapia, las células madre se inyectan nuevamente en el torrente sanguíneo del paciente, donde regresan a la médula ósea y reponen el suministro de células sanguíneas del paciente.

En los alotrasplantes de células madre, las células madre se obtienen de un donante. Las células madre deben coincidir en decenas de factores diferentes para reducir el riesgo de que el cuerpo del paciente rechace las células del donante.

Ambos tipos de trasplante de células madre necesitan almacenar y descongelar las células madre de forma segura.

El Centro Oncológico de la UNM también planea proporcionar terapia con receptores de antígenos quiméricos (CAR-T) para un espectro de neoplasias malignas hematológicas. CAR T y otras terapias celulares necesitan características de laboratorio adicionales, como el almacenamiento de células a largo plazo y la capacidad de procesar, secuenciar y manipular de forma segura células madre y células inmunes.

CAR T ofrece nuevas formas de mejorar el sistema inmunológico para tratar linfomas, mielomas y leucemias que no han respondido a terapias más tradicionales. En lugar de células madre, se extraen glóbulos blancos del paciente.

Estos glóbulos blancos se envían a un laboratorio externo, donde se modifican. Los glóbulos blancos modificados tienen receptores en sus superficies que de otro modo no estarían presentes en estos glóbulos blancos. Estos receptores están sintonizados para encontrar células cancerosas y destruirlas hasta que desaparezcan por completo.

Los pacientes experimentan efectos secundarios del CAR T y deben permanecer cerca del hospital durante algunas semanas después del tratamiento.

"Se ha demostrado que las terapias CAR-T son transformadoras para algunos cánceres de la sangre", dice Yolanda Sánchez, PhD, directora y directora ejecutiva del Centro Oncológico de la UNM. "Y poder recibir la terapia CAR T en Albuquerque significa que los pacientes pueden permanecer cerca de sus seres queridos en Nuevo México durante un momento difícil de sus vidas”.

 

Los fondos para este segmento del proyecto aún están en revisión, pero Martínez se muestra optimista de que serán aprobados.

 


Centro Oncológico Integral de la UNM

El Centro Oncológico Integral de la Universidad de Nuevo México es el Centro Oncológico Oficial de Nuevo México y el único Centro Oncológico designado por el Instituto Nacional del Cáncer en un radio de 500 millas.

Sus más de 136 médicos especializados en oncología certificados incluyen cirujanos oncológicos en todas las especialidades (abdominal, torácica, ósea y de tejidos blandos, neurocirugía, genitourinaria, ginecología y cánceres de cabeza y cuello), hematólogos/oncólogos médicos de adultos y pediátricos, oncólogos ginecólogos, y oncólogos radioterapeutas. Ellos, junto con más de 600 otros profesionales de la atención médica contra el cáncer (enfermeros, farmacéuticos, nutricionistas, navegantes, psicólogos y trabajadores sociales), brindan tratamiento al 65% de los pacientes con cáncer de Nuevo México en todo el estado y se asocian con sistemas de salud comunitarios en todo el estado para brindar atención del cáncer más cerca de casa. Trataron a casi 15,000 pacientes en más de 100,000 visitas clínicas ambulatorias, además de hospitalizaciones en el Hospital UNM.

Un total de casi 1,855 pacientes participaron en ensayos clínicos de cáncer que probaron nuevos tratamientos contra el cáncer que incluyen pruebas de nuevas estrategias de prevención del cáncer y secuenciación del genoma del cáncer.

Los más de 123 científicos de investigación del cáncer afiliados a la UNMCCC recibieron $38.2 millones en subvenciones y contratos federales y privados para proyectos de investigación del cáncer. Desde 2015, han publicado casi 1000 manuscritos y, promoviendo el desarrollo económico, presentaron 136 nuevas patentes y lanzaron 10 nuevas empresas de biotecnología.

Finalmente, los médicos, científicos y el personal han brindado educación y experiencias de capacitación a más de 500 estudiantes de becas de secundaria, pregrado, posgrado y posdoctorado en investigación del cáncer y prestación de atención médica oncológica.

Categorías: Centro integral del cáncer