2022 Re: Conexiones

Con muchos de nosotros trabajando de forma remota en los últimos dos años hemos tenido que encontrar nuevas formas de colaborar y comunicarnos. Pero no estamos tan aislados como pensamos: somos miembros de un orgulloso equipo. Siga leyendo para saber qué han estado haciendo algunos de sus colegas. . .

 

Fuerza en la diversidad

UNM Health Sciences refleja la herencia de Nuevo México.

Guiado por los sueños

El pintor de Zia Pueblo, Marcellus Medina, promueve la curación, la compasión y las bendiciones en nombre de todas las personas en su mural, que se exhibe en el Centro Médico Regional UNM Sandoval.

Dermatología inclusiva

Un equipo de la UNM selecciona imágenes que reflejan con mayor precisión las condiciones dermatológicas en una variedad de tonos de piel.

El aprendizaje permanente

La devoción de Carolyn Montoya por la educación en enfermería tiene sus raíces en su crianza en Nuevo México.

Compromiso con el cuidado

La enfermera partera Felina Ortiz encuentra un propósito en ayudar a las familias a lo largo de sus vidas.

El juramento de un farmacéutico

Los estudiantes de la Facultad de Farmacia de la UNM recitan la versión actualizada de su juramento profesional, que resume un compromiso con la diversidad, la equidad y la inclusión.

El arte es amor

El escultor Oliver LaGrone capturó conmovedoramente el amor de su madre en bronce en una tierna obra de 1937 que se encuentra hoy en UNM Carrie Tingley Hospital.

douglas ziedonis

MD, MPH, vicepresidente ejecutivo, UNM Health Sciences, director ejecutivo, UNM Health

LEER
MÁS

douglas ziedonis

MD, MPH, vicepresidente ejecutivo, UNM Health Sciences, director ejecutivo, UNM Health

CERCA

Transcripción de audio del mensaje

Enfermeras de Salud de la UNM

La enfermería es una profesión exigente en el mejor de los casos. La pandemia de COVID-19 lo hizo mucho, mucho más difícil. Aquí, las enfermeras que trabajan en el Hospital UNM y el Centro Médico Regional UNM Sandoval comparten sus pensamientos sobre su trabajo, su motivación para servir y su dedicación para lograr los mejores resultados para sus pacientes.

  • Allison Montaño, RN

    Sala de Recién Nacidos del Hospital UNM

    Trabajar en primera línea durante la pandemia ha sido todo menos normal. Hemos podido hacer la transición de muchas de nuestras unidades a unidades COVID. Muchas de nuestras otras unidades han absorbido a esos pacientes y han podido atenderlos con éxito. Hemos transformado pasillos, poniendo camas en ellos, hemos convertido trasteros en unidades, y lo hemos hecho todo con éxito.

    Cuando salió la vacuna, estábamos muy emocionados de tener una luz al final del túnel. Luego tuvimos casos resurgidos y vino la variante Delta. Fue un poco frustrante y un poco desalentador. El público en general está un poco asustado y está un poco mal informado sobre los beneficios de la vacuna.

    Solo quiero que la gente sepa que muchas de las personas que vienen con COVID-19 no están vacunadas. La conclusión es que todos sepan que nuestro personal está trabajando muy, muy duro para brindar la mejor y más segura atención posible con los recursos que tenemos en este momento. Animo a todos a que por favor se vacunen.

    Disparo a la cabeza Allison Montano.
  • Annika página, RN

    Tres años en SRMC, 8 años en total de enfermería, hospitalización med/surg

    Siempre me dije a mí mismo cuando era más joven: "No puedo trabajar en un escritorio de 9 a 5". Quería algo que no fuera lo mismo todos los días, algo que realmente disfrutaría. Definitivamente obtuve lo que quería. Ningún día es igual y puedo ayudar a otros en su momento más vulnerable. Es una carrera emocionante y gratificante.

    Lo mejor de mi trabajo es lo gratificante que es. Definitivamente es un trabajo duro, estás constantemente realizando varias tareas a la vez. Sin embargo, llegar a ver buenos resultados de lo que podría haber sido perjudicial para una persona es algo grandioso de lo que ser parte.

    El mayor desafío al que me he enfrentado durante esta pandemia es ver cómo ha afectado negativamente a muchos miembros del personal, ya sea mental, emocional o físicamente. He trabajado con enfermeras tan increíbles, solo para ver que esta pandemia les quitó la pasión que alguna vez tuvieron estas enfermeras por la enfermería, lo que finalmente las llevó a abandonar la profesión por completo.

    Quiero que la gente sepa, especialmente aquellos que están considerando convertirse en enfermeros, que aunque la enfermería es un trabajo duro y, a veces, ingrato, también es la profesión más humilde.

    Foto de cabeza de Annika Page.
  • Claudia Phillips, MSN-Ed, RN, CEN, CPEN

    Cinco años en SRMC; 16 años en enfermería, Urgencias y Educación

    ¿Por qué eligió la carrera de enfermería?

    Para ser honesto, ni siquiera estaba seguro de por qué quería dedicarme a la enfermería. Se sentía bien. Pero a través de mi viaje como enfermera, me di cuenta de por qué soy enfermera. Soy parte de algo más grande que yo mismo, y eso es algo poderoso. La comunidad de enfermería es poderosa cuando nos unimos para defender a nuestros pacientes y trabajar para hacer avanzar la atención médica y nuestra profesión en una dirección positiva.

    ¿Qué es lo mejor de tu trabajo?

    El equipo con el que trabajo; tanto del lado clínico como de otros educadores. No hay nada como el vínculo que las enfermeras comparten entre sí. Y en los días y turnos difíciles, es su equipo el que lo ayuda a salir adelante.

    ¿Cuál es el mayor desafío que ha enfrentado durante la pandemia de COVID?

    El miedo a lo desconocido y al mundo que cambia rápidamente a mi alrededor. Tener que dejar de lado esos miedos en el trabajo para cuidar a los que estaban más enfermos que nunca. Justo cuando pensábamos que estábamos ganando terreno y descifrando el COVID, las cosas volvieron a cambiar.

    ¿Qué quieres que la gente sepa sobre lo que haces?

    La enfermería es una profesión, y requiere mucho trabajo, sacrificio y dedicación. No es lo que se muestra con mayor frecuencia en la televisión o en las películas. No es un trabajo glamoroso pero es una de las experiencias más gratificantes que uno puede tener. En un momento dado, lo que realmente ve que hace una enfermera es solo alrededor del 10% de lo que realmente está sucediendo; El 90% son todas las decisiones, juicios, priorización, malabarismos, planificación y anticipación de las necesidades de múltiples pacientes. No somos superhéroes, somos seres humanos que nos presentamos para cuidar a los demás, como siempre lo hemos hecho.

    Foto de cabeza de Claudia Phillips.
  • Gabrielle Barsody, RN

    2 años, Paciente hospitalizado - 5to piso

    ¿Por qué eligió la carrera de enfermería?

    Elegí una carrera de enfermería en base a mis experiencias cuidando a mi mamá. Durante toda mi niñez ella estuvo muy enferma y tuvo múltiples cirugías, así que la cuidaba mientras mi papá estaba en el trabajo y cuidaba a mis hermanos. Esto continuó a lo largo de mis años de adolescencia. Luego, cuando me acercaba a la graduación de la escuela secundaria, sentí este llamado para dedicarme a la enfermería. Cinco años después, mi sueño se hizo realidad y tengo que agradecerle todo a mi mamá, mi mayor inspiración y partidaria de mi sueño.

    ¿Qué es lo mejor de tu trabajo?

    La mejor parte de mi trabajo es ayudar a las personas a descubrir las respuestas a sus problemas de salud y sentirse mejor. La mirada en sus ojos y su sonrisa cuando llegan a casa es suficiente para mí. Y para aquellos que lamentablemente no van a mejorar, brindándoles el máximo cuidado y comodidad al final de su vida. He tomado muchas manos cuando los pacientes han recibido noticias devastadoras, solo quieren que alguien esté presente con ellos.

    ¿Cuál es el mayor desafío que ha enfrentado durante la pandemia de COVID?

    El mayor desafío al que me enfrenté durante COVID fue no saber a qué nos enfrentábamos. Cada persona de atención médica estaba más que dispuesta a ayudar y a trabajar muchas horas, pero COVID era nuevo y no sabíamos con precisión cómo ayudar a las personas con COVID a mejorar. Mucho fue prueba y error, en términos de medicamentos y terapias y demás; nuestras políticas y procedimientos cambiaban semana a semana, si no a diario, con nuevas prácticas basadas en evidencia sobre el COVID-19.

    ¿Qué quieres que la gente sepa sobre lo que haces?

    Quiero que la gente sepa que queremos ayudar a todos tanto como podamos. Aunque estamos cansados ​​de esta pandemia de COVID, nos despertamos todos los días y nos presentamos más que dispuestos y ansiosos por ayudar a todos los que podamos. Todo lo que le pedimos a cambio es que tenga paciencia con nosotros. Con los hospitales cumpliendo con los estándares de atención de crisis, el desbordamiento de pacientes muy enfermos y el exceso de capacidad, solo le pedimos que tenga paciencia y comprensión mientras trabajamos febrilmente para ayudarlo.

    Foto de cabeza de Gabrielle Barsody.
  • Harriet Smith, enfermera titulada

    4.5 años en SRMC, 10 años en total, paciente hospitalizado: médico/quirúrgico

    ¿Por qué eligió la carrera de enfermería?

    La sugerencia de mi madre. Recibí una licenciatura en biología y no estaba seguro de lo que iba a hacer después de que decidí no elegir mi primera carrera, la odontología. Pensé, ¿por qué no? Naturalmente, ella también es enfermera 🙂. Afortunadamente, resultó ser algo que disfruto.

    ¿Qué es lo mejor de tu trabajo?

    Tener la oportunidad de marcar una diferencia positiva en la vida de las personas.

    ¿Cuál es el mayor desafío que ha enfrentado durante la pandemia de COVID?

    Mantener una actitud positiva diariamente, dentro y fuera del lugar de trabajo.

    ¿Qué quieres que la gente sepa sobre lo que haces?

    La profesión es difícil en muchos sentidos, y las enfermeras son humanas. Tenemos emociones y límites, merecemos que se nos conceda gracia en ocasiones. Dicho esto, la enfermería es realmente gratificante y estoy agradecida y orgullosa de ser parte de esta comunidad especial.

    Foto de cabeza de Harriet Smith.

Edificio más alto

Un proyecto de construcción masivo en el Hospital de la Universidad de Nuevo México está agregando una torre de cuidados intensivos para adultos muy necesaria y una estructura de estacionamiento de 1,400 espacios para aliviar el hacinamiento de larga data. También está transformando la apariencia del Campus Norte de la UNM

LEER
MÁS

CERCA

Edificio más alto

La nueva torre del hospital en UNM Hospital ofrecerá a los habitantes de Nuevo México un mayor acceso a la atención médica Por Makenzie McNeill

Imagen CAD del nuevo exterior del edificio del hospital.

Al lado del Hospital de la Universidad de Nuevo México, un lote de 6.5 acres lleno de grúas y equipos de construcción pronto se convertirá en el sitio de una nueva torre de cuidados críticos para adultos de 96 camas y una estructura de estacionamiento de 1,400 espacios.

La nueva torre del hospital de 570,000 pies cuadrados, proyectada para abrir en el otoño de 2024, es necesaria para abordar el hacinamiento de larga data en la UNMH agregando capacidad de cuidados intensivos, nuevos quirófanos y un nuevo departamento de emergencias.

El hospital casi siempre se encuentra en estado de "Código púrpura", lo que significa que está operando por encima de su capacidad. Debido a que las camas disponibles ya están llenas, los pacientes nuevos pueden esperar horas para ser admitidos.

Múltiples factores contribuyen al hacinamiento.

UNMH es el único centro de trauma de Nivel I en Nuevo México, que recibe pacientes de todo el estado. Como centro de atención terciaria y hospital universitario, ofrece servicios médicos y quirúrgicos que no están disponibles en ningún otro lugar del estado, incluido el centro de quemados, el Hospital de niños de la UNM y el centro integral de accidentes cerebrovasculares.

La pandemia de COVID-19 ha agravado el problema, con un número significativo de pacientes transferidos a UNMH para recibir atención de nivel superior desde otros lugares de Nuevo México.

“Creo que la pandemia ha puesto de relieve la necesidad de capacidad adicional, y ciertamente sería útil tener esa capacidad en el futuro”, dice el director de operaciones Michael Chicarelli, DNP.

En el pico de la pandemia, muchos pacientes tuvieron que posponer la atención quirúrgica hasta que la capacidad del hospital alcanzara niveles manejables. Además, muchos pacientes que ingresan en el hospital ahora están más enfermos de lo esperado, en gran parte debido al retraso en la atención primaria y preventiva.

“Estamos en una crisis en este momento en Nuevo México”, dice Jennifer Vosburgh, DNP, RN, directora asociada de enfermería del hospital. “El sistema de prestación de servicios de salud no se construyó para estos volúmenes actuales. Los pacientes están más enfermos, por lo que pasan más tiempo en el hospital y tardan más en ser dados de alta y liberar una cama para otro paciente que está esperando para entrar ".

Imagen CAD del exterior del nuevo edificio del hospital.La capacidad del paciente no es el único desafío al que se enfrenta el hospital. Algunas partes de la instalación tienen más de 60 años y hace mucho que se necesita una actualización.

“Un pasillo que fue diseñado, digamos hace 50 años, es más angosto y las alturas del piso al techo son más cortas y las puertas son más pequeñas”, dice Michael E. Richards, MD, MPA, vicepresidente senior de asuntos clínicos en UNM Health Sciences. “En algunos casos, tenemos dificultades para mover el equipo dentro y fuera de las habitaciones”.

La New Hospital Tower, construida según los estándares del siglo XXI, brindará las mejoras necesarias durante mucho tiempo.

Debido a que el hospital existente se construyó en etapas durante décadas, y muchos servicios clínicos están ubicados muy separados, puede tomar hasta 20 minutos caminar de un servicio a otro. Cuando se trata de cuidar a alguien con una lesión o enfermedad potencialmente mortal, cada segundo cuenta.

La New Hospital Tower ha sido diseñada para consolidar todos los servicios de cuidados intensivos para adultos bajo un mismo techo. Estos servicios incluyen 18 nuevos quirófanos, 96 camas de UCI y un departamento de emergencias con más de 40 salas de examen.

Además, la nueva estructura de estacionamiento, que se conectará a la torre a través de un puente peatonal, permitirá que los pacientes lleguen más rápido a los servicios médicos.

Imagen CAD del interior del nuevo edificio del hospital que incluye gente caminando.La nueva instalación incluye comodidades para mejorar el bienestar de los empleados y pacientes.

Un ejemplo es la adición de más luz natural en la torre, cuya investigación ha demostrado que beneficia enormemente a los pacientes y al personal en entornos de atención médica.

El resultado final es que la nueva torre, con su sala de emergencias y unidad de cuidados intensivos ampliada, permitirá que más nuevos mexicanos reciban atención médica crítica en Nuevo México.

"La expansión planificada del hospital es realmente importante para que podamos continuar brindando la atención que tenemos el honor de brindar a la gente de Nuevo México, en Nuevo México", dice Steve McLaughlin, MD, presidente del Departamento de Medicina de Emergencia y Medicina Crítica de la UNM. Cuidado.

Aún faltan algunos años para la finalización de la Nueva Torre del Hospital, pero mientras tanto, para los pacientes que experimentan lesiones o enfermedades devastadoras, la UNMH continuará brindando atención médica excepcional y de calidad a todos los habitantes de Nuevo México.

Para obtener más información, visite Torre UNM.

Cam Crandall de pie en el hospital con mascarilla.

Agente de cambio

El legado del Dr. Cameron Crandall de trabajar en nombre de la comunidad LGBTQ de Ciencias de la Salud de la UNM beneficia a proveedores y pacientes

LEER
MÁS

CERCA

Agente de cambio

Cameron Crandall, MD, dirige los esfuerzos de diversidad, equidad e inclusión LGBTQ Rebecca Roybal Jones

Foto de cabeza de Cam Crandall.

Dr. Cameron Crandall, se dedica a realizar cambios institucionales en nombre de la comunidad LGBTQ porque quiere ayudar a otros, comenzando en el consultorio de su médico.

“Realmente no me gusta hablar de mí mismo”, dice. “Preferiría trabajar en el fondo y hacer que otros tengan éxito. Se trata de servir a nuestras comunidades y darles a todos la oportunidad de tener éxito ”.

Crandall, que es homosexual, es vicecanciller asociado de Diversidad, Equidad e Inclusión LGBTQ en la Oficina de Diversidad, Equidad e Inclusión de Ciencias de la Salud de la UNM, así como vicepresidente de Investigación en el Departamento de Medicina de Emergencia. También es profesor de Regentes en el Departamento de Medicina de Emergencia.

Crandall creció en Seattle, asistió a la Universidad de Washington y luego estudió salud pública en la Universidad Johns Hopkins. Llegó a Nuevo México en 1993 para capacitarse en medicina de emergencia, se unió a la facultad en 1996 y ha estado aquí desde entonces.

El papel de vicerrector asociado de Diversidad, Equidad e Inclusión LGBTQ es único no solo en Nuevo México sino en todo el país, dice.

"Hay . . . campeones médicos ocasionales o campeones de la facultad en varias escuelas diferentes, pero tener a alguien dedicado a abordar estos problemas creo que es realmente único, y tengo que agradecer al liderazgo por tener la previsión y el compromiso de hacer esto”, dice Crandall.

El rol de administrador le permite a Crandall usar sus habilidades en la investigación de salud pública para examinar las disparidades en la atención médica y la salud LGBTQ.

“Varios grupos experimentan disparidades en el cuidado de la salud y una gran parte de este trabajo es enfocarse y trabajar para abordar algunos de esos problemas desde una perspectiva sistémica, en lugar de un encuentro uno a uno”, dice. “Es importante hacer ambas cosas, ¿verdad? En el departamento de emergencias, brindo atención directa a los pacientes, pero también es muy importante reconocer que también podría hacer un beneficio aún mayor si realiza cambios sistémicos al observar nuestros patrones sistémicos ".

Crandall también es asesor de la facultad y enlace para Estudiantes y aliados LGBTQ de la UNM en el cuidado de la salud (LSAH), un grupo dedicado a promover la salud de las personas lesbianas, gays, bisexuales, transgénero y queer a través del alcance comunitario, la intervención del plan de estudios, la educación de proveedores y la tutoría.

Bajo la dirección de Crandall, LSAH ha trabajado para actualizar el plan de estudios de la Facultad de Medicina de la UNM para que los futuros médicos y otros proveedores estén capacitados para hacer más preguntas sobre una persona cuando ingresa para recibir atención médica. LSAH ahora está trabajando para llevar eso a través de UNM Health Sciences para crear conciencia y proporcionar herramientas para abordar y reconocer las disparidades en la atención médica entre las minorías sexuales y de género.

LSAH creó el plan de estudios utilizando las pautas establecidas por la Asociación de Universidades Médicas Estadounidenses.

“Después de hacer un inventario del plan de estudios, identificamos varios puntos diferentes de posible intervención y mejora en el plan de estudios”, dice Crandall. La Facultad de Medicina ahora tiene "una visión y un mapa curricular completo que identifica probablemente alrededor de 20 puntos diferentes de intervención".

Crandall dice que el grupo creó las preguntas para que no hagan suposiciones sobre la identidad sexual o las prácticas sexuales de una persona.

"Si las personas se involucran en una forma particular de práctica sexual que podría exponerlas a un riesgo, es importante educar a los pacientes sobre cuáles son esos riesgos y ayudarlos a manejarlos", dice.

“Si asume que alguien está casado, que es un hombre y está casado con una mujer, no debe asumir que el individuo se identifica como heterosexual. De hecho, pueden tener más de una pareja. Pueden tener relaciones sexuales con hombres o con múltiples parejas. Es importante profundizar más allá de la identidad y hablar realmente sobre prácticas y comportamientos sexuales ".

Además de realizar cambios impactantes dentro de la educación, Crandall también abrió el camino en la renovación del registro de salud electrónico dentro del Sistema de Salud de la UNM.

“Al principio de mi mandato de asumir este puesto, había una conciencia sobre las disparidades sustanciales en el cuidado de la salud que experimentan las personas transgénero y no conformes con el género o con el género no binario. . . sistemas de salud ”, dice.

Eso llevó a cambios significativos en el replanteamiento y, en última instancia, en la renovación del registro de salud electrónico para incorporar nociones ampliadas de sexualidad y género, dice Crandall. "Cambiamos nuestros datos demográficos básicos básicos y ahora permitimos que las personas nos digan su orientación sexual, su identidad de género".

También ha liderado los esfuerzos para desarrollar y ofrecer más clases para los estudiantes y ha descubierto que los maestros están aprendiendo a lo largo del camino.

“Y en cierto sentido, incluso podría decir que es un esfuerzo un poco equivocado de esta manera”, dice. “Nuestros alumnos tienen una mentalidad más progresiva y son mucho más conscientes de estos problemas que nuestros maestros en muchos casos.

Cámara posando con amigos, todos con camisetas del Orgullo.“A veces, lo que realmente necesitamos hacer es brindar las herramientas a nuestros maestros, porque las personas más jóvenes, en general, dan por sentadas las variaciones en la sexualidad y el género. Y no es tan desconcertante o inusual para nuestros grupos de edad de estudiantes, pero cuando tenemos a nuestros maestros, a menudo luchan con los conceptos. En ese sentido, no es difícil enseñar a los alumnos. Entienden el material, tienen hambre de más. Quieren más detalles, quieren más detalles ".

En un futuro no muy lejano, a Crandall le gustaría que UNM Health estableciera servicios quirúrgicos para pacientes transexuales.

“Sabemos que Nuevo México ofrece muy pocos servicios quirúrgicos específicos para pacientes trans”, dice. “Traigo eso hacia adelante, porque para poder enseñar sobre esos temas y que la gente aprenda sobre esos temas, realmente necesitas estar haciéndolo. Puede hablar sobre neurocirugía, pero si no tiene un neurocirujano, no aprenderá mucho sobre la cirugía. Por lo tanto, si no está realizando algunos de estos procedimientos y tiene los pacientes y las habilidades para trabajar con estos pacientes, desde un modelo multidisciplinario, realmente fracasa ".

También prevé que UNM cambie la forma en que recopila información personal, de modo que la identificación de la sexualidad y la condición de minoría de género sea parte del proceso para los solicitantes, ya sea para estudiantes, personal o profesores.

“Necesitamos hacerlo porque usaremos esa información para asegurarnos de que estamos haciendo lo mejor que podemos para todos nuestros grupos de estudiantes y comunidades”, dice.

Cuidando a los que cuidan

Jan Martin lidera una nueva asociación de la Facultad de Enfermería de la UNM con el condado de Bernalillo para ayudar a capacitar a los cuidadores familiares

LEER
MÁS

CERCA

Cuidando a los que cuidan

La Facultad de Enfermería de la UNM ayuda a lanzar un nuevo programa para capacitar a los cuidadores familiares Por Eleanor Hasenbeck

Estudiante de enfermería hablando con un paciente en una mesa.Tu nuevo trabajo comenzó ayer., cuando su abuela fue dada de alta del hospital después de un derrame cerebral que le cambió la vida.

La ayudará en la casa, asegurándose de que obtenga el medicamento correcto en el momento correcto y ayudándola a llegar a una gran cantidad de citas médicas. No tiene experiencia en el cuidado de la salud, además de las pocas veces que cuidó la fiebre o recogió diligentemente a su ser querido todavía atontado de la cirugía, pero trabajará un promedio de 18 horas a la semana cuidándolo, y no recibirá capacitación ni compensación. Además de eso, aún necesita mantener a flote todos los demás aspectos de su vida diaria.

Cada año, uno de cada cinco nuevomexicanos sirve como cuidador familiar, brindando este tipo de cuidado a largo plazo en el hogar, según el Departamento de Servicios a Largo Plazo y Envejecimiento de Nuevo México.

A partir de febrero de 2022, la Facultad de Enfermería de la Universidad de Nuevo México y la Oficina de Servicios Sociales y para Personas Mayores del Condado de Bernalillo se asociaron para lanzar el Programa de Capacitación para Cuidadores, que trabaja para apoyar a los cuidadores mayores y a los cuidadores de adultos mayores, brindándoles un programa individualizado para empoderar para que cuiden mejor de su ser querido y de ellos mismos.

Hasta ahora, no ha habido programas de capacitación en Nuevo México para personas con poca experiencia en la prestación de atención médica que de repente deben hacer la transición a ser el cuidador principal de alguien con necesidades médicas únicas.

“Hay un gran porcentaje de nuevos mexicanos que dedican una gran parte de sus vidas al cuidado familiar no reembolsado y sin apoyo, y también debemos cuidarlos”, dijo Jan Martin, DNP, profesor asociado y vicedecano interino de asuntos clínicos en la Facultad de Enfermería.

El programa brinda asistencia y capacitación individualizadas para abordar la situación única de cada cuidador. Una enfermera registrada con experiencia en brindar atención geriátrica en el hogar completa una evaluación inicial y se reúne con un cuidador para comprender cómo es su día, cómo ayudan a la persona a la que cuidan y las dificultades que experimentan para brindar esa atención.

Después de la evaluación, la enfermera trabaja con el cuidador para desarrollar un plan para ayudar a fortalecer las habilidades y brindar apoyo. Eso puede incluir educación sobre medicamentos o aprender movimientos para bañar o mover a una persona para asegurarse de que ni el cuidador ni la persona a la que cuidan sufran lesiones. También puede incluir apoyo en la búsqueda de recursos comunitarios para ayudar con alimentos, vivienda o transporte, o ayudar a un cuidador a encontrar un respiro para tener un descanso y tiempo para recargar energías.

Se espera que el programa basado en referencias capacite a 50 cuidadores en su primer año.

El programa surgió de la Clínica de mantenimiento de la salud y educación geriátrica de Albuquerque, que brinda educación, recursos y atención médica preventiva básica a personas mayores en clínicas emergentes en centros para personas mayores en toda la ciudad.

Los estudiantes de enfermería también participarán en el programa como parte de sus rotaciones clínicas. Bajo la supervisión de una enfermera registrada, los estudiantes serán emparejados con un cliente durante siete a 16 semanas.

Este programa brinda a los estudiantes la oportunidad de aprender sobre el cuidado de la salud en el hogar y el trabajo con adultos mayores fuera de un hospital o un entorno de vida asistida. Se espera que desarrolle las habilidades de los estudiantes de enfermería para realizar evaluaciones, crear y mantener entornos domésticos seguros para los clientes y hablar con las personas sobre medicamentos y mantener una buena salud.

Martin espera que este programa permita a los estudiantes ver los resultados de la atención que brindan y desarrollar una conexión más sólida con los cuidadores y los clientes.

“Es realmente importante que nuestros estudiantes vean esa continuidad y desarrollen esa relación con un cliente, porque entonces también pueden ver, 'Oh, wow, hice esto'”, dijo. “Es importante que vean el valor de lo que hacen. No solo están aprendiendo, en realidad están ayudando a alguien más y pueden ver la diferencia que hacen”.

El programa espera abordar una necesidad insatisfecha en la comunidad.

Los cuidadores familiares brindan el 80 % de toda la atención a largo plazo en los Estados Unidos, según el Departamento de servicios a largo plazo y para personas mayores. Cada año, 419,000 nuevomexicanos brindan más de 274 millones de horas de cuidado familiar no remunerado, a menudo con poca o ninguna capacitación sobre cómo brindar ese cuidado, mientras se cuidan a sí mismos. En promedio, estos cuidadores familiares dedican un promedio de 18 horas a la semana a las tareas de cuidado.

También se espera que la demanda de cuidadores familiares aumente a medida que envejece la población del estado. Se proyecta que la población de Nuevo México de 80 años o más crezca un 81% para 2030.

Un milagro de milímetros

LEER
MÁS

Un neurocirujano reflexiona sobre la llamada cercana de un paciente con el desastre [Advertencia: imagen gráfica]

Bowers levantando los pulgares con el paciente.
Cirugía que muestra fragmento de bala.
Herida cerrada.

Un milagro de milímetros

Los resultados neuroquirúrgicos a menudo dependen de los márgenes más pequeños Por Christian Bowers, MD

Crecí obsesionado con los deportes.

Una de mis cosas favoritas de los deportes es que los concursos se ganan o se pierden con márgenes muy pequeños. Un solo milímetro puede ser el margen de la victoria o la derrota, y ese mismo margen es igualmente cierto en el mundo "real".

En medicina, y especialmente en traumatología y neurocirugía, la supervivencia, la vida o la muerte, o la diferencia entre una discapacidad permanente o una recuperación total normal, también es una cuestión de milímetros.

La primavera pasada, mi paciente recibió un balazo en la nuca mientras conducía. Milagrosamente, la bala recorrió uno de los únicos caminos angostos en la parte posterior del cerebro que es algo seguro.

Si la bala hubiera penetrado unos milímetros más profundo, habría muerto. Si la bala hubiera viajado unos milímetros más arriba y más al frente, habría quedado paralizado permanentemente. Un poco más hacia la mitad del cerebro y habría perdido la mitad de su visión.

¡El camino que tomó la bala fue verdaderamente milagroso! Este increíble joven tuvo el mejor resultado posible.

Estoy agradecido por nuestro increíble equipo de trauma en UNM Hospital: ¡tantas vidas salvadas por el único centro de trauma de Nivel I del estado! Estoy agradecido por el pequeño papel que podemos desempeñar para salvar a nuestros pacientes.

La vida, como los deportes, es un juego de milímetros. Siempre debemos dar lo mejor de nosotros, porque los márgenes entre el éxito y el fracaso, la vida y la muerte, la recuperación total normal o el deterioro permanente, son muy delgados y, a menudo, compuestos de unos pocos milímetros.

Así que nuestro mejor esfuerzo nos permite concentrarnos en lo que podemos controlar, orar a Dios y esperar lo mejor con todas las cosas que están fuera de nuestro control.

 

Herida cerrada.

Habilidades elevadas

El Centro Internacional de Medicina de Montaña de la Universidad de Nuevo México atrae a rescatistas y médicos de campo de todo EE. UU. para una capacitación única en entornos austeros

LEER
MÁS

CERCA

Habilidades elevadas

Los proveedores perfeccionan los métodos de rescate de travesía para obtener el Diploma de Medicina de Montaña de la UNM Por Michael Haederle

Estudiante de rappel montaña abajo.En una pendiente empinada justo debajo de Sandia Crest un grupo de médicos, enfermeras, paramédicos y asistentes médicos se han reunido bajo un dosel de álamos temblones y abetos para aprender sobre el rescate en la naturaleza desde un ángulo elevado.

Es un ejercicio de cuerdas y confianza.

Trevor Mayschak, paramédico y profesor principal en el Centro Internacional de Medicina de Montaña de la Universidad de Nuevo México, y su colega Angela Martz, asistente médica, están demostrando cómo anclar y montar cuerdas para escalar para transportar a personas lesionadas a un lugar seguro.

Martz demuestra cómo, con el uso de una intrincada serie de poleas y nudos, puede mover a Mayschak cuesta arriba con el mínimo esfuerzo.

Unos metros más abajo, el suelo cae abruptamente, una caída de 30 o 40 pies. “Ocasionalmente, las personas se caen por este acantilado y necesitan ser rescatadas”, dice Mayschak con naturalidad.

Interroga al grupo, temblando en el aire de la mañana a una altura de casi 10,600 pies, sobre los mejores árboles para usar como anclas de cuerda (desaconseja los álamos tembloses, que tienen sistemas de raíces superficiales). "En lo que respecta a las anclas, no muy bien", dice. “No se conforme con algo que sea grande y conveniente”.

El grupo de 18 proveedores médicos, la mayoría de fuera del estado, están a la mitad de un curso de verano de nueve días para obtener un diploma en Medicina de Montaña. Durante su visita, practicarán procedimientos para el tratamiento y transporte de pacientes heridos en lugares remotos, junto con una variedad de habilidades alpinas y técnicas de rescate en helicóptero.

La mayoría de los participantes ya tienen alguna experiencia en rescate en la naturaleza, dice Mayschak más tarde.

“Requerimos un nivel básico real de experiencia, de modo que cuando los ponemos en el terreno no se sientan abrumados”, dice, y señala que el curso combina habilidades técnicas de montañismo con un enfoque en brindar atención en entornos austeros. “El objetivo final es que integren ambos aspectos en una operación de rescate”.

La UNM recibió por primera vez la acreditación internacional por su programa de medicina austera y de montaña en 2011, y el Centro Internacional de Medicina de Montaña se estableció en 2016 dentro del Departamento de Medicina de Emergencia de la UNM, dice Jason Williams, director del centro.

El diploma de Mountain Medicine es uno de los pocos que se ofrecen en los EE. UU., dice Williams, y en 2017 el programa comenzó a colaborar con el equipo de rescate en helicóptero de la Oficina del Sheriff del condado de Bernalillo, lo que lo distingue, ya que permite a los rescatistas alcanzar y recuperar personas de lugares inaccesibles. . “Somos el único programa en los EE. UU. que tiene ese componente sólido de helicóptero”, dice.

Hoy, el centro cuenta con personal de tiempo completo, junto con ocho médicos afiliados y asistentes médicos. El programa de diploma tiene componentes de verano e invierno, junto con un sólido componente de aprendizaje en línea, dice.

Aaron Reilly, DO, médico de emergencias en el Centro Médico Regional Sandoval de la UNM, también se desempeña como director médico del equipo Reach and Treat de la UNM, que ayuda en los rescates en la naturaleza en todo Nuevo México. Las emergencias típicas en el campo incluyen lesiones musculoesqueléticas por accidentes de escalada y caídas, fatiga, deshidratación e hipotermia, dice.

La prioridad en el tratamiento de lesiones en la naturaleza es evacuar a un paciente de manera segura y rápida para que pueda recibir el tratamiento adecuado. “La medicina es la misma sin importar dónde estés”, dice. “Vas a hacer las cosas un poco diferentes a cuando alguien ingresa al departamento de emergencias”.

Blair Anderson, una enfermera de vuelo de Morganton, NC, comenzó como voluntaria en un departamento de bomberos local y se enamoró del rescate en la naturaleza. Se enteró del curso de la UNM por un amigo que lo hizo hace dos años.

“Disfruté la parte práctica”, dice. “Esta es la altitud más alta en la que he estado”.

Jason Williams dice que él y sus colegas esperan subirse a las montañas siempre que puedan. “Comparten el amor por el aire libre y la medicina y lo mezclamos, y están muy felices”, dice.

prescripción social

Los médicos de la UNM recurren cada vez más a Twitter y otras plataformas para comunicarse con pacientes y compañeros

Foto de cabeza de Christian Bowers.

Christian Bowers, MD, profesor asociado, Departamento de Neurocirugía de la UNM
“Tengo tres propósitos principales para mi cuenta. Quiero mostrarle a la gente el trabajo de neurooncología/tumores cerebrales de alta calidad que hacemos aquí en la UNM. Quiero enseñar a los pacientes antes de la cirugía. Les muestro videos de casos anteriores, etc., y luego lo usan como recurso y aprenden sobre las cirugías que hago. También estoy tratando de resaltar nuestra investigación y generar seguidores entre los estudiantes de medicina, ya que es un área importante y un enfoque para mí”.

Foto de cabeza de David Chafey.

David Chafey, MD, profesor asociado, Departamento de Ortopedia y Rehabilitación de UNM
“Me uní a Twitter porque estaba en una de nuestras asociaciones profesionales y me convertí en el director del programa de un evento. Abrió muchas conexiones de redes que se volvieron aún más valiosas durante la pandemia y no pudimos viajar. Las viejas formas de mantenerse conectado y conocer gente en una conferencia y establecer contactos no estaban tan disponibles. Uso Twitter para la educación, la defensa y la tutoría. Me ha abierto oportunidades en el mundo real. He dado conferencias virtuales en tres países. Tengo invitaciones pendientes para viajar, gracias a esas oportunidades. He tenido estudiantes conectados con otros estudiantes”.

Foto de cabeza de Néstor Sosa.

Nestor Sosa, MD, Jefe, División de Enfermedades Infecciosas de la UNM
“Mi audiencia principal es de mi país Panamá, por lo que la gran mayoría de mis publicaciones son en español. La mayor parte de lo que publico está relacionado con la educación, centrado en la pandemia, para combatir la desinformación y aclarar importantes mensajes científicos o de salud pública. Participo regularmente en entrevistas de televisión para Panamá y escribo un artículo de opinión mensual sobre temas médicos y científicos en español para el periódico más importante de Panamá, por lo que suelo retuitear fragmentos de estas entrevistas y publicaciones para mejorar el efecto educativo”.

Pasión y Propósito

Para una estudiante, un título en Salud de la Población brinda la oportunidad de atender las necesidades de salud de sus compatriotas de Nuevo México.

LEER
MÁS

Rylee Brachle usando una computadora portátil en la mesa del patio al aire libre.

CERCA

Pasión y Propósito

Una estudiante del Colegio de Salud de la Población comparte su historia Por Rylee Brachle

La incertidumbre de la pandemia Puede que haya cambiado varias cosas de mi vida, pero supe que siempre quise dedicarme a la atención de la salud. Pude terminar la escuela secundaria un año antes y también recibí mi asociado en artes en artes liberales de San Juan College en Farmington, NM, en mayo de 2020.

Comencé el proceso de postulación a universidades en octubre de 2019, pero estaba seguro de que quería asistir a la UNM. Mi mamá es graduada de la UNM y verla recibir su maestría ha sido mi inspiración para continuar mi educación. Cuando quise decidirme por una carrera, comencé a investigar en la página web de la UNM. Vi “Salud de la población” y sentí curiosidad al respecto.

Cuando asistí a mi recorrido en la UNM, hablé con mi asesor académico actual, Danny Noreiga-Lucero. Compartió más información sobre el programa de grado y supe que sería el grado perfecto para mí.

Lo que más me gusta de estar en la Facultad de Salud de la Población es trabajar con instructores que son verdaderamente expertos en su campo. Aprecio que los cursos sean muy diversos y realmente representen el campo de la salud de la población. He podido aprender sobre epidemiología, políticas públicas, biología de la salud de la población, finanzas de atención médica y mucho más. El tamaño de las clases es pequeño y puede moverse a través del programa con sus compañeros de clase. He construido fuertes conexiones que llevaré a mi futura carrera.

Después de recibir mi licenciatura en ciencias en Salud de la Población en diciembre, planeo postularme al programa de Asistente Médico de la UNM. Me gustaría trabajar como proveedor de psiquiatría en las áreas desatendidas del estado, para abordar los trastornos por consumo de alcohol y opioides. La Facultad de Salud de la Población me ha brindado las habilidades para abordar las diversas áreas de la salud y la pasión por servir en Nuevo México.

Capturando hasta la última celda

LEER
MÁS

La Dra. Rita Serda está en una búsqueda para activar el sistema inmunitario para buscar y destruir las células cancerosas, y podría cambiar las reglas del juego.

Células T atacando a una célula cancerosa.
Células dendríticas con vacuna dentro.

Capturando hasta la última celda

Rita Serda desarrolla una nueva tecnología para crear vacunas personalizadas para el cáncer metastásico Por Michele Sequeira

Durante sus estudios de posgrado en la Universidad de Nuevo México, Rita Elena Serda, PhD, trabajó con un profesor que murió de cáncer. Esa experiencia la hizo pensar en cómo le gustaría que trataran a sus seres queridos si alguna vez les diagnosticaran cáncer.

“Me gustaría algo que eliminara todo el cáncer”, dice ella. Y así centró su investigación en la inmunoterapia.

“Si puede hacer que el cuerpo genere una respuesta inmunitaria para eliminar el cáncer”, dice, “esa es su oportunidad de deshacerse de todas esas células cancerosas metastásicas, las que no podemos controlar en este momento”.

Después de obtener su doctorado de la UNM, Serda trabajó en Houston Methodist y Baylor College of Medicine en Texas. Allí, desarrolló nanopartículas porosas que activaban el sistema inmunológico mediante técnicas de fotolitografía en obleas de silicio.

Serda regresó a Nuevo México 10 años después y trabajó con Jeffrey Brinker, PhD, y Sarah Adams, MD, en el Centro Integral de Cáncer de la UNM. Utilizando el proceso de fabricación de nanopartículas de Brinker y las células de cáncer de ovario que obtuvo Adams, Serda desarrolló nuevos métodos para fabricar nanopartículas de sílice para inmunoterapia y preservar las células cancerosas utilizando el mineral sílice.

Las células cancerosas evaden notoriamente el sistema inmunitario al disfrazarse de objetos benignos. Los sistemas inmunitarios debilitados permiten que las células cancerosas encubiertas crezcan y se multipliquen, y también luchan para eliminar el cáncer del cuerpo porque, incluso dentro de la misma persona, un solo tumor puede tener células cancerosas que difieren en sus mutaciones.

“El cáncer es diferente de persona a persona e incluso dentro de la misma persona”, dice Serda. “No podemos apuntar a una sola proteína porque hay diferentes mutaciones en diferentes células cancerosas”.

Las inmunoterapias personalizadas de Serda revelan simultáneamente las células cancerosas al sistema inmunitario y aceptan su heterogeneidad.
Para hacer su inmunoterapia basada en células, Serda cubre las células cancerosas de un paciente con sílice y luego altera las superficies de las partículas para que el sistema inmunológico se dé cuenta. Su proceso preserva las proteínas de las células cancerosas y activa las células inmunitarias del cuerpo, que es la clave de su eficacia.

Normalmente, las células dendríticas del sistema inmunitario actúan como carroñeros, dice Serda. Encuentran e internalizan células extrañas, las descomponen y luego muestran las piezas, llamadas antígenos, a las células T del sistema inmunitario, activándolas así.

Luego, las células T se multiplican y recorren el cuerpo. Cuando reconocen una célula extraña, la eliminan matándola directamente o induciéndola a un proceso de autodestrucción controlado llamado apoptosis.

En su estudio más reciente publicado en Naturaleza Ingeniería Biomédica, Serda y su equipo demostraron que las células dendríticas engullen enteras las células cancerosas silicificadas. Sus imágenes también mostraron que la célula cancerosa dentro de cada partícula de sílice permanece intacta hasta que la célula dendrítica la descompone.

“Las imágenes son muy importantes para mí”, dice Serda. “Me da mucha motivación en mi investigación”.

Utilizando recursos compartidos de histología, microscopía de fluorescencia y citometría de flujo a través del Centro de Cáncer de la UNM, el equipo de Serda pudo aislar células dendríticas y escanearlas. Usando los escaneos, crearon representaciones tridimensionales que les permitieron tomar imágenes recortadas que muestran las células silicificadas intactas dentro de una célula dendrítica antes de que la célula dendrítica las desmantele.

Los antígenos cancerosos únicos que las células dendríticas presentan a las células T les permiten reconocer ese tipo de célula cancerosa. Y debido a que cada célula silicificada tiene diferentes antígenos cancerosos, el sistema inmunitario puede entrenarse para reconocer la gran variedad de células cancerosas en esa persona.

Pero Serda descubrió que simplemente recubrir las células cancerosas con sílice no siempre era suficiente para estimular la acción de un sistema inmunitario tolerante al cáncer. Necesitaba una manera de asegurarse de que las células silicificadas produjeran una fuerte respuesta, por lo que recurrió a las moléculas microbianas.

Serda adjuntó moléculas bacterianas a las superficies de las células silicificadas, haciéndolas parecer células bacterianas. En el artículo, su equipo mostró que esta adición indujo una respuesta mucho más fuerte del sistema inmunitario.

Los estudios preclínicos de Serda muestran que una vez que se induce una fuerte respuesta inmune, la inmunidad dura mucho tiempo. Estos estudios se realizaron en ratones utilizando células cancerosas de ratón.

El próximo paso, dice Serda, es demostrar que las células silicificadas son seguras para las personas. Aunque está trabajando con su compañía, Enchantment Pharmaceuticals, y la Administración de Drogas y Alimentos de los EE. UU. para desarrollar el plan de prueba, aún falta mucho para los primeros ensayos clínicos.

Muchas de las imágenes científicas de Serda están disponibles públicamente a través del Instituto Nacional del Cáncer (NCI). Una imagen ganó el concurso Cancer Close Up del NCI y se publicó en el The Washington Post. Otro adorna un sello postal. Las impactantes imágenes muestran a las células inmunitarias atacando a las células cancerosas y devorándolas, matándolas o induciéndolas a la apoptosis.

“Me encanta la fotografía y las imágenes”, dice Serda. La captura de imágenes mientras realiza una investigación la motiva. “Es mi manera de ser artística en el laboratorio”.

"Vacunas contra el cáncer de células tumorales criogénicamente silicificadas funcionalizadas con patrones moleculares asociados a patógenos" se publicó en la edición en línea del 1 de noviembre de 2021 de Nature Biomedical Engineering. Los autores son: Jimin Guo, Henning de May, Stefan Franco, Achraf Noureddine, Lien Tang, CJ Brinker, Donna F. Kusewitt, Sarah F. Adams y Rita E. Serda. El trabajo fue apoyado por UNM Comprehensive Cancer Center, NIH grant NCI P30118100 (PI Willman, C.), y también por AIM center, NIH grant P20GM121176.

Células dendríticas con vacuna dentro.

Educación sustancial

Los estudiantes de la Facultad de Farmacia de la UNM se unen para educar al público sobre los peligros de la adicción con la Operación Abuso de Sustancias

LEER
MÁS

Devin Signs, Noah Santiestevan y Jovena Cleary con camisetas de Lobos Pharmacy sonriendo.

CERCA

Educación sustancial

Estudiantes de la Facultad de Farmacia alertan a los nuevomexicanos sobre los peligros de las sustancias adictivas Por Noah Santistevan

Estudiante de farmacia hablando en el museo histórico de farmacia.La Operación Trastorno por Uso de Sustancias es una iniciativa dirigido por estudiantes de la Facultad de Farmacia de la Universidad de Nuevo México que tiene como objetivo educar al público sobre cualquier sustancia de la que se pueda abusar o abusar. Esto incluye dependencia física, dependencia mental, abuso de alcohol, abuso de opiáceos y abuso de tabaco, así como abuso de sustancias ilegales.

Nuestro equipo está formado por tres estudiantes de Farmacia de tercer año: Devin Signs, Jovena Cleary y yo. Me uní al proyecto por el impacto destacado que tiene en la comunidad.

Hemos tenido eventos en Walmart, donde discutimos con miembros del público la razón por la cual los medicamentos deben desecharse de manera segura. También nos hemos acercado a numerosos pacientes y hemos visto su disfrute del conocimiento que obtuvieron.

Mi experiencia de primera mano con la iniciativa para el trastorno por uso de sustancias ha sido maravillosa. He visto la emoción en los estudiantes cuando discutimos la oportunidad de capacitarlos en la administración de naloxona, por ejemplo.

Tableta de explotación de estudiante.El trastorno por uso de sustancias en Nuevo México está en niveles epidémicos. Tenemos un uso excesivo de alcohol, opioides, cannabis y prácticamente todas las demás sustancias. Con los conocimientos que he adquirido en mi formación, así como a través de esta iniciativa, he podido conversar con familiares, compañeros y alumnos sobre la importancia de este problema.

Necesitamos continuar trabajando para educar al público sobre la prevalencia de estas diferentes sustancias de las que se abusa. Los estudiantes de secundaria y universitarios abusan del alcohol para abordar su estrés.

En nuestro alcance, también hemos abordado el manejo del estrés. Estamos trabajando para educar al público sobre la utilización de diferentes técnicas para hacer frente al estrés. En lugar de recurrir al alcohol, pueden intentar hacer ejercicio, meditar o comunicarse con amigos.

Con la educación viene el conocimiento. En lugar de tratar de educar al público con tácticas de miedo, podemos expresar nuestra preocupación a través de la educación y ayudar al público a comprender por qué nos preocupamos por su bienestar. El público crecerá en conocimientos, lo que les permitirá educar a sus familiares y amigos.

Tres estudiantes de farmacia parados juntos sonriendo en el museo de farmacia.Por experiencia propia, he llegado a ver la importancia de educar al público sobre el trastorno por consumo de sustancias.

Hay muy poca conciencia sobre lo que significa tener un trastorno por uso de sustancias, y hay poco conocimiento de cómo una sustancia obliga al cuerpo a volverse físicamente dependiente de ella.

Continuaremos trabajando para satisfacer las necesidades de nuestro estado en lo que respecta al abuso de sustancias.

Socios intensivos

LEER
MÁS

El Centro de Cuidados Intensivos para Adultos de la Universidad de Nuevo México utiliza un modelo innovador para reunir a especialistas de todas las disciplinas para salvar vidas

Michelle Harkins gesticulando con las manos mientras habla.
Jon Marinaro y Michelle Harkins caminando junto a una ventana decorada con las palabras Gracias.
Jon Marinaro escribiendo en la ventana con marcador de borrado en seco.

Socios intensivos

El equipo interdisciplinario del Centro de Cuidados Intensivos para Adultos de la UNM ofrece a los pacientes su mejor oportunidad de recuperación Por Alex Sánchez y Michael Haederle

CERCA

El Centro de Cuidados Intensivos para Adultos de la Universidad de Nuevo México utiliza un modelo innovador para reunir a especialistas de todas las disciplinas para salvar vidas

Los médicos a menudo hablan de la “hora dorada” como una ventana para brindar atención vital a los pacientes llevados a un departamento de emergencias. En el ajetreado centro de traumatismos de nivel I de UNM Hospital, esa atención es brindada por un equipo altamente experimentado de médicos, enfermeras y técnicos.

Lo que viene después, un período que a veces se describe como el "día de plata", es igualmente importante, ya que los pacientes muy enfermos son transferidos a cuidados intensivos para ser tratados por médicos del Centro de Cuidados Críticos para Adultos de la UNM.

"Si, en las primeras 24 horas, no lo resucitan, su mortalidad a los 30 días es enormemente más alta", dice Jon Marinaro, MD, profesor y codirector, junto con Michelle Harkins, MD, profesora en el Departamento de Medicina Interna, del Centro de Cuidados Críticos del Adulto.

La resucitación, en este caso, significa manejar múltiples condiciones y restaurar la función completa de los órganos del paciente mientras se evita la insuficiencia renal, cerebral y pulmonar, dice Marinaro.

El Centro de Cuidados Críticos para Adultos es un recurso interdisciplinario único que reúne a 55 médicos de cuidados críticos de seis departamentos de la Facultad de Medicina de la UNM: Anestesia y Medicina de Cuidados Críticos; Cirugía; Medicina Interna; Medicina de emergencia; Neurocirugía y Neurología.

Establecido por primera vez en 2015, el modelo organizativo del centro permite que los médicos de diferentes especialidades se capaciten y trabajen juntos para abordar las necesidades médicas agudas de los pacientes, y eso se traduce en mejores resultados, dice Marinaro.

Harkins está de acuerdo. "Con la diversidad en nuestra capacitación, podemos aprender unos de otros y brindar una excelente atención crítica", dice ella. "Somos un grupo mucho más colaborativo que nunca antes".

Los miembros del equipo se reúnen periódicamente para revisar estadísticas y métricas y construir puentes interdisciplinarios. "Trabajando juntos como un equipo podemos satisfacer las necesidades de los pacientes", dice ella. “En otras instituciones es mucho más territorial. Estamos juntos para cuidar a los pacientes”.

Steve McLaughlin, MD, presidente del Departamento de Medicina de Emergencia, dice que UNM Hospital, con el único centro de trauma de Nivel I en el estado, tiene varias características únicas que contribuyen a un gran grupo de talentos en cuidados intensivos.

“El hecho de que seamos un centro de trauma, y ​​el hecho de que seamos el centro de referencia para todos los pacientes realmente complicados y enfermos en el estado de Nuevo México, crea una concentración aquí de ambos pacientes bajo nuestro cuidado, pero también proveedores que están realmente comprometidos a brindar ese alto nivel de atención traumatológica y altos niveles de otros tipos de atención crítica”, dice.

“Eso realmente nos permitió enfocarnos en eso en la institución, y creo que la misión de la institución es una de las cosas que ha atraído a tanta gente talentosa. Nuestro grupo de cuidados intensivos aquí es realmente fenomenal. Estamos reclutando personas de algunos de los mejores programas del país para que vengan a Nuevo México y formen parte de este grupo”.

Agrega Marinaro, "La atención crítica en la Universidad de Nuevo México realmente se ha convertido en algo propio".

Jon Marinaro escribiendo en la ventana con marcador de borrado en seco.

Resolviendo rompecabezas pandémicos

Los investigadores del único centro de salud académico de Nuevo México han lanzado más de 137 estudios, incluidos 24 ensayos clínicos, relacionados con la pandemia de COVID-19.

LEER
MÁS

Foto de cabeza de Walter Dehority.

CERCA

Resolviendo rompecabezas pandémicos

Investigadores del HSC abordan preguntas científicas espinosas sobre el COVID-19 Por Michael Haederle

A dos años de la pandemia de COVID-19, El Centro de Ciencias de la Salud de la Universidad de Nuevo México ha aprovechado sus fortalezas como centro académico de salud para lanzar más de 137 estudios, incluidos 24 ensayos clínicos, relacionados con el coronavirus SARS-CoV-2.

El trabajo abarcó todo el espectro, desde la caracterización de variaciones genómicas emergentes en el virus y la evaluación de protocolos de seguridad de COVID en entornos clínicos hasta análisis computacionales de medicamentos existentes para posibles terapias antivirales.

Dos estudios en particular se destacaron por su impacto en la comunidad en general: un ensayo nacional de la vacuna Moderna en niños menores de 12 años y un estudio financiado por los Institutos Nacionales de Salud de pacientes con síntomas persistentes de "COVID prolongado" Investigando COVID para mejorar la recuperación (RECUPERAR) Iniciativa.

Disparo a la cabeza Hengameh RaissyLos proyectos, coordinados a través del Centro de Ciencias Clínicas y Traslacionales (CTSC) de la UNM, se basaron en la capacidad demostrada del HSC para inscribir a una cohorte de pacientes diversa, incluidos participantes hispanos e indios americanos, dijo Hengameh Raissy, PharmD, vicepresidente de investigación en el Departamento. of Pediatrics, que es co-investigador principal de RECOVER y dirige Network Capacity de CTSC.

“Históricamente, las minorías han estado subrepresentadas en los ensayos de investigación clínica”, dijo Raissy. “Nuestro objetivo es inscribirnos para incluir diversidad en las poblaciones de estudio a fin de poder generalizar la investigación a la población”.

El ensayo KidCOVE de la vacuna Moderna comenzó con la inscripción de 65 niños de Nuevo México de 6 a 12 años, dijo Walter Dehority, MD, MSc, especialista en enfermedades infecciosas y profesor asociado en el Departamento de Pediatría de la UNM que se desempeña como investigador principal del estudio.

Vacunar a los niños “tiene enormes implicaciones para la apertura de las escuelas”, dice. “Es posible que muchos maestros no se sientan cómodos volviendo al aprendizaje en persona, pero tal vez lo harían si supieran que los niños a los que enseñan están vacunados. Lo mismo se aplicaría a otras actividades juveniles, como los deportes".

Dehority señala que incluso si el impacto más severo de la enfermedad se observa en los adultos, algunos niños se enferman gravemente.

“Durante la epidemia de COVID, hemos tenido cuatro o cinco niños en el hospital en un momento dado y, a menudo, están en la unidad de cuidados intensivos”, dice. "¿Por qué tener niños de Nuevo México en la UCI con enfermedades relacionadas con COVID todos los días si pudiéramos prevenir eso?"

Además, vacunar a los niños también hará que los miembros adultos de la familia que puedan estar en riesgo de contraer la COVID (como los abuelos) se sientan más cómodos y seguros cuando estén cerca de los niños.

UNM es uno de las docenas de sitios en todo el país que participan en el estudio KidCOVE, que tiene como objetivo inscribir a cerca de 7,000 niños y seguirlos durante unos 14 meses, dijo Dehority.

En el estudio controlado aleatorizado, doble ciego, los niños reciben un placebo o la primera dosis de la vacuna Moderna mRNA-1273 cuando se inscriben, y luego regresan aproximadamente un mes después para recibir la segunda inyección, dijo.

Se les pide a los padres y niños que regresen a la clínica CTSC de la UNM para las pruebas de seguimiento en los meses subsiguientes, y habrá al menos dos visitas con el equipo de investigación después de cada inyección.

Las próximas dos fases del ensayo, que se espera que comiencen más adelante en el otoño, incluyen niños de 6 meses a 5 años.

Los co-investigadores adicionales del estudio incluyen a Raissy y a los miembros de la facultad de Pediatría Chandler Todd, MD, y Matthew Kadish, MD.

A partir de la primavera pasada, los NIH invitaron a los centros académicos de salud a desarrollar protocolos para el estudio RECOVER, que espera inscribir a más de 17,000 2 pacientes en instituciones de todo el país para estudiar el COVID prolongado, también conocido como secuelas post-agudas del SARS-CoVXNUMX (PASC). ).

El Centro de Ciencias de la Salud de la UNM espera inscribir a 200 adultos y 200 niños, incluidas personas que ya experimentan síntomas y aquellos recién diagnosticados con COVID-19, dijo Raissy.

Según los NIH, los síntomas prolongados de COVID pueden incluir fatiga continua, dificultad para respirar, "niebla mental", trastornos del sueño, fiebre, síntomas gastrointestinales, ansiedad y depresión. Los síntomas pueden persistir durante meses, desde leves hasta incapacitantes. En algunos casos, los nuevos síntomas surgen mucho después del momento de la infección o evolucionan con el tiempo.

Los estudios buscan una mejor comprensión de cuántas personas continúan teniendo síntomas de COVID-19 (o desarrollan nuevos síntomas) y cuáles podrían ser las causas biológicas subyacentes. Esto podría dar una idea de lo que hace que algunas personas sean vulnerables a estos síntomas, y si aumentan el riesgo de otras afecciones, como trastornos cardíacos o cerebrales crónicos.

“Está tratando de determinar quién desarrolla PASC”, dijo Michelle Harkins, MD, profesora de Medicina Interna y co-investigadora principal del estudio de adultos. "¿Existen tratamientos que realmente lo mitiguen al principio o ayuden con sus síntomas más adelante?"

Los estudios incluirán una revisión minuciosa de los registros médicos, así como un examen de diagnóstico exhaustivo, como análisis de sangre y tomografías computarizadas y resonancias magnéticas, para recopilar la mayor cantidad de información posible sobre cada paciente y sus síntomas, dijo Raissy.

“Esta es una gran colaboración entre el Centro de Ciencias Clínicas y Traslacionales, que solicitó el estudio, el Hospital de la UNM y los Departamentos de Pediatría, Medicina Interna, Neurología, Medicina de Emergencia y Psiquiatría y Ciencias del Comportamiento”, dijo.

Otros investigadores del estudio de adultos incluyen a Alisha Parada, MD, profesora asociada de Medicina Interna, Davin Quinn, MD, profesor de Psiquiatría y Ciencias del Comportamiento, y Elyce Sheehan, MD, profesora asistente de Medicina Interna.

Walter Dehority es co-investigador principal en el brazo pediátrico, con investigadores adicionales Matthew Kadish y Jerry Larrabee, MD, MEd, profesor de Pediatría.

Pasando la voz

El Proyecto ECHO tiene una visión única para mejorar los resultados de salud en comunidades de todo el mundo

LEER
MÁS

CERCA

Pasando la voz

Cómo Project ECHO aprovecha su red para mejorar la atención médica Por Michael Haederle

Proyecto ECHO, La Universidad de Nuevo México iniciativa exclusiva de teletutoría, tiene un historial impresionante de ofrecer intervenciones efectivas que han mejorado los resultados de salud en comunidades de todo el mundo.

A partir de septiembre de 2020, en el punto álgido de la pandemia de COVID-19, ECHO ejecutó un programa de 12 meses en nombre de la Agencia para la Investigación y la Calidad de la Atención Médica (AHRQ) para trabajar con los asilos de ancianos de EE. UU. para reducir la propagación del coronavirus en sus instalaciones.

“Este es un proyecto increíble”, dijo Nancy Hood, directora de investigación y evaluación de ECHO. Según los datos de la AHRQ, los 99 centros asociados de ECHO ofrecieron capacitación a 9,058 hogares de ancianos, el 59 % de los 15,400 XNUMX establecimientos elegibles.

El objetivo era proporcionar un plan de estudios diseñado por el Instituto para la Mejora de la Salud para reducir los riesgos de algunas de las personas más vulnerables. Participaron casi 32,000 miembros del personal de hogares de ancianos, y las instalaciones que participaron eran el hogar de alrededor de 1.7 millones de residentes.

“Lo más emocionante del proyecto del hogar de ancianos fue que retuvo la pequeña interacción bidireccional, brindando aprendizaje entre pares en un entorno seguro y confiable”, dijo Hood. “Este era un entorno en el que podían aprender unos de otros y hablar sobre sus desafíos y obtener la información más actualizada”.

Joanna Katzman, MD, directora médica del Programa de Salud Pública, Uso de Sustancias y Dolor del Proyecto ECHO, es experta en reducir la dependencia de medicamentos para tratar el dolor crónico. Se asoció con la Agencia de Salud de Defensa en un proyecto de cuatro años para capacitar a proveedores médicos del Ejército y la Marina en el manejo del dolor y la prescripción de opioides.

Los pacientes en los que los médicos recibieron la capacitación vieron una marcada disminución en la cantidad de nuevas recetas de opioides que se escribieron para sus pacientes, en comparación con los pacientes cuyos proveedores no habían recibido la capacitación. “Los médicos que estaban siendo capacitados a través de ECHO no estaban escribiendo nuevas recetas de opioides y no los estaban iniciando en todo este curso de tratamiento”, dijo Katzman.

El grupo de pacientes tenía entre 18 y 64 años, mujeres y hombres, atendidos en clínicas militares de atención médica en todo el mundo. “Estudiamos no solo a militares activos, sino también a beneficiarios, dependientes y jubilados”, dijo Katzman. “Tratamos de presentar un enfoque integrador. El objetivo no es solo enseñar por qué los opiáceos son malos, sino brindarles a los médicos alternativas sobre cómo manejar a estos pacientes”.

Ella agrega: “Al capacitar a los médicos, puede cambiar el comportamiento del proveedor, lo que luego puede afectar la atención del paciente. Eso es realmente lo que estamos mostrando”.

El neumólogo de la UNM Akshay Sood, MBBS, MPH, que se especializa en el tratamiento de la enfermedad del pulmón negro y la neumoconiosis en mineros, trabajó con el Centro Médico Miners' Colfax en Raton, NM, para crear un tele-ECHO para capacitar a los médicos rurales para atender una oleada de nuevos pacientes

“El programa proporciona teletutoría longitudinal a los profesionales que cuidan de los mineros”, dijo Sood. “Se enfoca en las poblaciones desatendidas y atiende una necesidad rural que está surgiendo. Hasta donde sabemos, es uno de los pocos programas que se centra en las enfermedades profesionales”.

Después de las sesiones que se desarrollaron durante un período de 12 meses en 2018 y 2019, los médicos participantes, los proveedores de atención y otros informaron una autoeficacia significativamente mayor en el tratamiento de la enfermedad pulmonar de los mineros.

El programa fue “una asociación genuina entre una universidad y una institución de salud comunitaria rural”, dice Sood. “No hay un instituto que tenga todas las habilidades necesarias para cuidar a los mineros”.

También ayudó que las presentaciones fueran proporcionadas por expertos en Nuevo México.

“La transferencia de conocimiento proveniente de áreas rurales es más efectiva que la transferencia de conocimiento proveniente de áreas urbanas”, dijo. “ECHO es una herramienta muy poderosa para las personas en áreas rurales”.

Frente a los hechos

En medio del escepticismo y la incertidumbre generalizados, una madre evalúa si inscribir a su hijo pequeño en un ensayo de vacuna contra el COVID

LEER
MÁS

La mano de un niño pequeño en los zapatos de la patrulla canina.

CERCA

Frente a los hechos

Una madre sopesa la evidencia al decidir inscribir a su hijo pequeño en un ensayo de vacunación contra COVID

El reloj marca las 11:30 pm

Solo he estado dormido dos horas, pero de repente estoy completamente despierto, y es más que los ronquidos de mi hijo a través del monitor para bebés lo que tiene mi cerebro energizado. Es la idea de que en unas horas llevaré a mi hijo de 2 años, lo más preciado que tengo en el mundo, a un centro de investigación para ser parte del ensayo de la vacuna Moderna COVID.

Abro mis correos electrónicos y escaneo para encontrar el formulario de consentimiento electrónico que me enviaron días antes. Ya sé lo que hay en las 32 páginas: el niño recibirá un cuarto de la dosis de un adulto, las reacciones comunes incluyen sarpullido, dolor y fiebre, etc. Luego está la sección sobre reacciones raras. La miocarditis y la pericarditis (inflamación del corazón) se observan principalmente en niños preadolescentes y adolescentes. Sé que es muy raro y que cada caso visto hasta ahora se ha resuelto de forma natural, pero todo eso se pierde cuando pienso en mi hijo y su seguridad.

Justo en el momento en que mi respiración se acelera, me detengo y cierro los ojos. Creo en la ciencia, me han vacunado, con ocho meses de embarazo, nada menos, de nuestro bebé, mi esposo está vacunado y los riesgos de COVID son mayores que la vacuna. Es gracioso decirlo, pero repetir en mi cabeza los hechos que sé sobre la vacuna me reconforta.

Se siente como un abrir y cerrar de ojos entre acostarme en la cama repitiéndome esos hechos y abrir las puertas de la clínica y registrarme. "Estamos aquí para el ensayo de Moderna", digo, tratando de equilibrar mi bolso, la bolsa de pañales y un 2 -año que insistió en ser cargada.
De vuelta en la sala, entra una coordinadora de investigación y se presenta. Ella será mi socia en esto y supervisará la participación de mi hijo en el juicio. Ella es paciente conmigo y estoy agradecida. Hago algunas preguntas y confirmo que he leído el formulario de consentimiento. Dejo fuera que lo he leído unas cien veces.

Examen físico, frotis nasal, extracción de sangre, y luego el gran momento. Ella repasa el pedido y qué esperar. Su parto es reconfortante, y aunque me dice que no tiene hijos, está claro que se preocupa profundamente por los niños y los niños en este ensayo.

"Ciento catorce", me dice. Ese es su número: mi dulce niño, amante de la Patrulla Canina, será identificado como este número durante los próximos 394 días, la duración del juicio.

UNM Health Sciences es solo uno de los 88 sitios seleccionados para realizar estos ensayos en niños. Ya han tenido una cohorte exitosa en niños de 5 a 11 años antes de que la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) aprobara la vacuna Pfizer para uso de emergencia hace unas semanas. Los niños de 6 meses a 5 años son los siguientes, y así es como terminamos aquí hoy. Como empleada de UNM, me ha emocionado este ensayo, pero como madre da miedo.

El disparo es rápido: algunas lágrimas y luego está bien, volviendo a mirar su tableta y jugando. Existe una probabilidad de 3 de 4 que la jeringa contenía la vacuna Moderna, y que el placebo era solo solución salina. No lo sabremos hasta dentro de un año, pero estaré atento durante los próximos días a las señales reveladoras de que obtuvo el trato real.

Esta abrumadora sensación de alivio se apodera de mí. Sé que hice lo correcto por mi hijo. Consulté a su pediatra y confié en sus consejos. También sé que nuestros hospitales están llenos y que todos los que hagan su parte para vacunarse y reducir la propagación y mutación de COVID es fundamental.

Mientras lo meto en la cama, le digo lo mismo que escucha todas las noches: "Mamá y papá te quieren mucho". Por alguna razón, esta noche suena más profundo. Quiero que sepa que tomamos todas las medidas posibles para protegerlo durante esta pandemia mundial, incluso cuando fue aterrador y controvertido hacerlo.

Entonces, de una madre a cualquier padre, hable con un médico de su confianza, trate de evitar la información errónea en las redes sociales o Internet y tome la decisión que sea mejor para su hijo.

Recuerde, sus padres no tuvieron que criar a sus hijos en una pandemia mundial. Estás haciendo un gran trabajo, así que sé amable contigo mismo. Todos amamos a nuestros hijos y queremos lo mejor para ellos. Para mí, lo mejor es la vacuna COVID-19.

La autora no revela su nombre para proteger la identidad de su hijo. Es empleada de la Universidad de Nuevo México. Todas las opiniones en este artículo son las del autor y no necesariamente representan a UNM.

Rescate de cuerda floja

Cómo el equipo internacional de medicina de montaña de la UNM ayudó a los pasajeros varados del tranvía Sandia a ponerse a salvo

LEER
MÁS

Rescate de cuerda floja

Cómo el equipo internacional de medicina de montaña de la UNM ayudó a los pasajeros varados del tranvía Sandia a ponerse a salvo

CERCA

Rescate de cuerda floja

Cómo el equipo internacional de medicina de montaña de la UNM ayudó a los pasajeros varados del tranvía Sandia a ponerse a salvo Por Michael Haederle

Montaña envuelta en niebla.Trabajadores que acababan de terminar su turno en el restaurante Ten 3 tarde en la Nochevieja de 2021 estaban abrigados contra el viento aullador y la nieve mientras subían a bordo de un tranvía en la cima de Sandia Peak para el viaje de 15 minutos por la montaña.

Minutos después, el automóvil se detuvo, suspendido a mil pies sobre un cañón rocoso cuando una gruesa capa de hielo en los cables de acero del tranvía impidió que avanzara más. Veinte personas estaban acurrucadas en un automóvil y un empleado solitario en el otro.

Todavía estaba oscuro cuando Trevor Mayschak, paramédico y profesor principal del Centro Internacional de Medicina de Montaña de la Universidad de Nuevo México, recibió una llamada la mañana de Año Nuevo para alertarlo sobre la emergencia.

Cuando Mayschack y Drew Harrell, MD, profesor asociado en el Departamento de Medicina de Emergencia, se encontraron en el estacionamiento en la base del Sandia Peak Tramway poco tiempo después, ambos sabían que esta era una situación para la que se habían entrenado.

“La gente que maneja el tranvía se acercó a nosotros en el verano de 2020”, dice Mayschak. “Básicamente, querían establecer un plan sobre cómo rescatar a las personas del tranvía en caso de que se atascara como lo hizo”.

Grupo parado frente a un helicóptero que vuela desde la montaña.El plan involucró una asociación de rescate de larga data entre el equipo de Medicina de Montaña de la UNM y la unidad de helicópteros de la Oficina del Sheriff del Condado de Bernalillo. En este caso, el equipo se basó en la experiencia de Air Zermatt, la unidad de rescate en helicóptero que presta servicios en la región alrededor del Matterhorn en los Alpes suizos.

“Salimos e hicimos algunas iteraciones usando el helicóptero para insertar personas directamente en el tranvía y cómo sacar a las personas del tranvía usando el helicóptero”, dice Mayschak.

El procedimiento implicaba atar a dos pasajeros a una cuerda suspendida debajo de un helicóptero flotante y luego volarlos hasta la base. “Ya habíamos trabajado en la logística de lo que sería y cómo lo haríamos”, dice Harrell, quien también es diputado de reserva en la Oficina del Sheriff.

Esta situación era diferente. Cuando la pareja llegó el día de Año Nuevo, los operadores del tranvía habían logrado colocar el vagón con 20 ocupantes junto a la más alta de las dos torres de acero que soportaban los cables. Los empleados de Sandia Peak y los miembros del Consejo de Rescate de Montaña de Albuquerque que habían escalado una escalera helada hasta la parte superior de la torre se preparaban para bajar a los pasajeros al suelo usando arneses y cuerdas.

Pero aún quedaba otro problema por resolver: cómo llevar a los pasajeros hasta la sede del tranvía desde una precaria cresta helada a 8,500 pies de altura mientras el clima empeoraba y densas nubes envolvían la ladera de la montaña.

Montaña y tranvía en niebla.“Se nos ocurrió un plan”, dice Mayschack. El piloto de la BCSO, Larry Koren, aterrizaba el helicóptero en una cornisa estrecha a unas 70 yardas de la torre del tranvía, cargaba a los pasajeros y los bajaba, unos pocos a la vez. Voló a Mayschak y Harrell a la torre para coordinar la transferencia.

Aseguraron la zona de aterrizaje, pero tuvieron que esperar a que las condiciones mejoraran lo suficiente para que el helicóptero pudiera operar. “Había mucho tiempo sentado esperando una ventana meteorológica”, dice Harrell. Una vez que Koren sintió que era seguro volar, la pareja acompañó a los pasajeros al helicóptero, les indicó cómo subir a bordo y se comunicaron con el piloto cuando todos estaban seguros para que pudiera despegar.

"Hicimos eso, enjuague, repita, de ocho a nueve veces, bajando a las 20 personas del primer vagón de tranvía", dice Mayschak, y agrega que tomó otras dos horas sacar al pasajero del segundo vagón de tranvía y volver a bajar. montaña.

Captura de cabeza del hombre en la montaña frente al remonte.“La gente estaba muy emocionada de vernos”, dice. “Todos tenían una gran sonrisa en la cara porque ya no estaban en el tranvía. Cuando los vimos, habían pasado por la parte más difícil emocionalmente. En ese momento, las cosas empezaban a verse mucho mejor”.

A pesar de su terrible experiencia, los pasajeros "estaban en muy buena forma", dice Mayschak. “Fue bastante impresionante ver que la gente no era demasiado fría. Tenían algunas mantas espaciales, y estar acurrucados en un automóvil como ese los mantuvo calientes hasta cierto punto”.

El dramático rescate atrajo una gran atención nacional.

“Es una situación interesante, en el sentido de que, en cierto modo, parece monumental evacuar a tanta gente de la montaña en esas condiciones”, dice Mayschak. “Pero para nosotros en ese momento, creo que todos estábamos de acuerdo en que debido al entrenamiento que hacemos regularmente y estamos en la montaña todo el tiempo y estamos en esas condiciones todo el tiempo, se sintió como otro día. de entrenamiento."

Harrell está de acuerdo. “Para nosotros, fue como, 'Oye, hay un tranvía'”, dice. "Sabíamos que, logísticamente, si el clima se aclaraba y si el tranvía no se podía mover a esa torre, podríamos sacarlos".

Sin embargo, Mayschak reconoce un aspecto que se destacó como único: "¡Definitivamente fue una manera memorable de comenzar el nuevo año!"

Nuestro equipo de rescate apareció en los titulares

El dramático rescate el día de Año Nuevo de 21 personas atrapadas en una tormenta de nieve en el Sandia Peak Tramway, en el que los miembros del Centro Internacional de Medicina de Montaña de la UNM desempeñaron un papel clave, atrajo la atención internacional.

Enfermeras de Salud de la UNM

Foto de cabeza de Loraann Lovato.

LoraAnn Lovato
7 años en SRMC
Enfermera UCI durante 12 años.
Enfermero a cargo de la UCI/Educador basado en la unidad

 

Lo mejor de mi trabajo es poder marcar una diferencia en la vida de mis pacientes.

A veces hay un final feliz y podemos celebrar lo que el paciente ha superado. Otras veces, no hay un final feliz. Sin embargo, encuentro la belleza en ambos escenarios.
- LoraAnn Lovato

Foto de cabeza de Harriet Smith.

Harriet Smith, enfermera titulada
4.5 años en SRMC
10 años en total
Paciente hospitalizado: médico/quirúrgico

¿Qué quieres que la gente sepa sobre lo que haces?

La profesión es difícil en muchos sentidos, y las enfermeras son humanas. Tenemos emociones y límites, merecemos que se nos conceda gracia en ocasiones.
-Harriet Smith

Foto de cabeza de Annika Page.

Annika página, RN
3 años en SRMC
8 años de enfermería total
Medicina/cirugía para pacientes hospitalizados

Enfermeras en Nuevo México

Las enfermeras desempeñan un papel fundamental en la prestación de servicios de salud a los nuevos mexicanos, pero escasean en todo el estado. Este mapa se basa en los hallazgos del Informe de la fuerza laboral de atención médica de Nuevo México de 2021, un resumen compilado por Ciencias de la salud de la UNM y presentado a la Legislatura de Nuevo México cada 1 de octubre. Como en años anteriores, muestra una grave escasez en la cantidad de enfermeras. en casi todos los condados del estado, lo que ofrece una clara evidencia visual de la necesidad de estrategias para reforzar la fuerza laboral de enfermería.

Esta página está diseñada para dispositivos más grandes. Cambie a "Sitio de escritorio" para ver mejor.