Lo suficientemente curioso como para cuestionarlo todo.