$ {alt}
Por Michael Haederle

El Centro de Investigación del Alcohol de Nuevo México de la UNM recibe $7.3 millones en una subvención para estudiar el trastorno del espectro alcohólico fetal

El Centro de Investigación del Alcohol de Nuevo México (NMARC) de la Universidad de Ciencias de la Salud de Nuevo México ha recibido una extensión de cinco años y 7.3 millones de dólares de la subvención del programa de los Institutos Nacionales de Salud, apoyando el estudio en curso del centro sobre los trastornos del espectro alcohólico fetal (FASD). 

"Estamos analizando los mecanismos responsables de los efectos del alcohol en el cerebro", dijo el director del centro, C. Fernando Valenzuela, MD, PhD, profesor del Departamento de Neurociencias de la Facultad de Medicina de la UNM. "Nos centramos principalmente en los déficits neurológicos, conductuales y neuropsiquiátricos".

FASD, que resulta de la exposición prenatal al alcohol, puede provocar déficits neurológicos importantes y está muy extendido en Nuevo México y en todo el país, dijo.

"TEAF es el trastorno del desarrollo neurológico más prevalente y, en teoría, es completamente prevenible".
- C. Fernando Valenzuela, MD, PhD, Profesor, Departamento de Neurociencias, Facultad de Medicina de la UNM

"Es el trastorno del desarrollo neurológico más prevalente y, en teoría, es completamente prevenible", dijo Valenzuela. Pero debido a que muchas mujeres en edad reproductiva beben alcohol, y debido a que una mujer puede tardar un mes en saber que está embarazada, el feto en desarrollo puede recibir una exposición significativa al alcohol antes de que la mujer embarazada haya tenido la oportunidad de modificar su consumo.

La subvención del Instituto Nacional sobre el Abuso del Alcohol y el Alcoholismo representa la tercera ronda de financiación total para el centro, que se lanzó en 2008 con una subvención exploratoria de tres años, dijo. Los investigadores afiliados al centro han buscado biomarcadores únicos para diagnosticar la afección y han evaluado posibles intervenciones terapéuticas como el entrenamiento musical, el uso de videojuegos especiales y otros ejercicios que se cree que mejoran la cognición.

La siguiente fase se centrará en algunos de los déficits únicos que experimentan quienes viven con FASD.

"Estamos tratando de comprender cómo la exposición al alcohol en el útero afecta la memoria espacial visual y la flexibilidad cognitiva", dijo Valenzuela. “A veces, la memoria no es tan buena y la capacidad de aprender cosas relacionadas con el espacio y el tiempo puede verse afectada”.

NMARC reúne a miembros del cuerpo docente de Ciencias de la Salud de la UNM y de la Universidad en general, incluidos los Departamentos de Pediatría y Psiquiatría y Ciencias del Comportamiento, la Facultad de Farmacia y el Departamento de Psicología, dijo. También tiene una asociación con investigadores de Mind Research Network, que brindan apoyo crítico en neuroimagen.

NMARC también está asociado con el Centro para el Desarrollo y la Discapacidad (CDD) de la UNM en el Departamento de Pediatría, dijo Valenzuela. Debido a que CDD brinda atención clínica importante para niños y adolescentes con trastornos del desarrollo, sirve como una vía importante para reclutar participantes en estudios de neuroimagen y ayuda a informar las prioridades de investigación.

"El trabajo humano está informando nuestros estudios de laboratorio", dijo. “Esa es la fuerza del centro. Nos dicen: 'Mira, esto es lo que estamos viendo en la clínica'. Éstos son los problemas a los que nos enfrentamos." Luego nos concentramos e intentamos investigar sobre eso”.

Valenzuela enfatiza que las personas con TEAF tienen muchas fortalezas. "El campo está cambiando al reconocer eso", dijo. “Tienen enormes habilidades que podemos fomentar, facilitar y enriquecer. La razón por la que estamos cambiando es porque cada vez más personas con TEAF se sientan a la mesa con nosotros, trabajando en reuniones de asesoramiento”.

 NMARC también es un recurso importante para la Universidad y Nuevo México en su conjunto, dijo, porque genera empleo para científicos, técnicos de investigación y estudiantes y brinda importantes oportunidades de capacitación, dijo.

"Estoy muy emocionado por el campo y lo que podemos contribuir para ayudar con esta condición", dijo Valenzuela. "También estoy entusiasmado de trabajar con este talentoso grupo de científicos y aprendices para hacer algo realmente bueno para este campo".

Categorías: Educación, Salud, Neurología, Investigación, Facultad de Medicina, Noticias destacadas