$ {alt}
Por Pari Noskin

El programa de capacitación inspira a posibles profesionales de la investigación clínica

Muchas personas han oído hablar de la escasez de personal sanitario, pero es posible que no sepan acerca de la escasez nacional de profesionales de investigación clínica (CRP). Para instituciones con iniciativas de investigación sólidas, como el Centro de Ciencias de la Salud de la Universidad de Nuevo México, esto puede ser un verdadero desafío. Un nuevo programa en la UNM, iniciado por el Centro de Ciencias Clínicas y Traslacionales (CTSC), tiene como objetivo abordar la escasez llegando a los estudiantes subrepresentados en el estado.
La falta de apoyo a la investigación puede ralentizar el motor de la investigación clínica y traslacional, lo que, a su vez, puede limitar los avances médicos. Sin profesionales de calidad, los proyectos de investigación pueden verse comprometidos.
- Annette Crisanti, doctora, Vicepresidente de Investigación, Departamento de Psiquiatría y Ciencias de la Salud Conductual de la Facultad de Medicina de la UNM.

"Esta escasez tiene muchas consecuencias", dice Annette Crisanti, PhD, vicepresidenta de investigación en el Departamento de Psiquiatría y Ciencias de la Salud Conductual de la Facultad de Medicina de la UNM. “Por ejemplo, la falta de apoyo a la investigación puede ralentizar el motor de la investigación clínica y traslacional, lo que, a su vez, puede limitar los avances médicos. Sin profesionales de calidad, los proyectos de investigación pueden verse comprometidos”.

Algunas universidades incluso han tenido que devolver fondos federales o dejar pasar oportunidades de investigación porque no pueden encontrar y contratar el personal necesario, como coordinadores de investigación clínica y profesionales de asuntos regulatorios.

El nuevo Experiencia en investigación clínica y de traducción de la UNM (CT-REx) pretende abordar este desafío.

CT-REx se enfoca en estudiantes universitarios que provienen de comunidades rurales, nativas americanas o hispanas. Personas que normalmente están subrepresentadas en puestos de CRP. 

Varios miembros del personal clave de UNM CTSC, incluidos Anupama Suryanarayana, Brandon Good, Donna Sedillo, Rachel Lukes, Debbie Lovato, Susan Tigert y Regis Lacher junto con Justine Saavedra, de la División de Salud Conductual Comunitaria del Departamento de Psiquiatría y Ciencias del Comportamiento, han ayudó a Crisanti a desarrollar e implementar el programa.  

“Durante el primer año de CT-REx, hemos mantenido intencionalmente el grupo pequeño. Hemos seleccionado cinco estudiantes de todo el estado”, dice Crisanti. "Dos son nativos americanos y tres son hispanos".

artículo-pic-a-ct-rex-orientation-may-28-2024-group-shot-with-ctsc-sign.png

Los estudiantes comenzaron su curso experiencial de verano de 10 semanas a finales de mayo. 

“Nuestra esperanza es inscribir un nuevo grupo cada primavera, con el objetivo de aumentar el tamaño de las clases”, dice Crisanti. "Decidiremos cuántos estudiantes inscribiremos el próximo año en función de la necesidad y el éxito de este primer esfuerzo".

El programa brinda capacitación basada en habilidades, tutoría y aprendizaje práctico en trabajo de laboratorio, gestión de datos, interacción de los participantes y evaluación del programa. Para una perspectiva del mundo real, los estudiantes tienen amplias oportunidades para aprender e interactuar con los CRP actualmente empleados. Se cuenta con mucho apoyo por parte de los asesores del programa y del personal del programa que trabajan con cada estudiante para desarrollar su trayectoria profesional individual. Otra instrucción incluye seminarios de exploración profesional, redacción de currículums y estrategias de búsqueda de empleo. Además de todo esto, los participantes de CT-REx reciben alojamiento en la UNM, algunas comidas y un estipendio. 

Un componente importante de CT-REx es su asociación con la Red de Tuberías de Pregrado (UPN) de la Facultad de Medicina de la UNM, que se ejecuta simultáneamente. El programa se enfoca en estudiantes universitarios de todo el país que tienen intereses específicos en investigación y educación de posgrado.

“La colaboración ha sido increíble”, afirma Crisanti. “La UPN está brindando una base sólida para el programa CT-REx y brindará varios ejercicios de formación de equipos y oportunidades de aprendizaje. UPN ha estado presente en HSC desde 2009, por lo que tienen un historial largo y exitoso en la implementación de este tipo de programas de capacitación para estudiantes universitarios”.

CT-REx se financia a través de una subvención otorgada al CTSC de la UNM del Fondo de Mejora Tecnológica del Departamento de Educación de Nuevo México.

Categorías: Investigación, Noticias destacadas