$ {alt}
Por Elizabeth Dwyer Sandlin

Mes de concientización sobre el asma: opiniones de los especialistas pulmonares de la UNM

El asma, una afección respiratoria crónica, afecta tanto a niños como a adultos y provoca síntomas que pueden afectar significativamente la vida diaria. Haley Israel, MD, MHS, profesora asistente de medicina interna en la División de Cuidados Pulmonares y Críticos de la Universidad de Nuevo México, y Michelle Harkins, MD, jefa de la división de medicina de cuidados críticos de la UNM, ofrecen información valiosa sobre cómo reconocer y gestionar esta condición.

Mes de concientización sobre el asma

El asma es una enfermedad respiratoria que puede estar presente en adultos y en niños. Hay síntomas comunes que una persona puede tener relacionados con su respiración, como dificultad para respirar, tos o sibilancias, que están presentes además de una enfermedad respiratoria.
- Haley Israel, MD, MHS, Profesor asistente de Medicina Interna, Facultad de Medicina de la UNM

Reconocer los síntomas del asma

Israel explica: “El asma es una enfermedad respiratoria que puede estar presente en adultos y niños. Hay síntomas comunes que una persona puede tener relacionados con su respiración, como dificultad para respirar, tos o sibilancias, que están presentes además de una enfermedad respiratoria".

Estos síntomas a menudo pueden ser desencadenados por factores específicos. Israel explica: “El ejercicio, por ejemplo, puede hacer que alguien tenga sibilancias o tos. De manera similar, el encuentro con factores ambientales como mascotas o polen puede desencadenar síntomas”.

Ella advierte que si nota estos síntomas de manera persistente o en respuesta a ciertos desencadenantes, es importante buscar una evaluación médica.

“Los síntomas más comunes de alguien que tiene asma son tos, dificultad para respirar y sibilancias. Estos existirían fuera del momento en que alguien esté enfermo con una infección activa”, señala Israel.

El conocimiento de estos síntomas y sus desencadenantes puede ser crucial para diagnosticar y controlar el asma de forma eficaz.

Manejo del asma: un enfoque personal
Harkins comparte su enfoque para controlar el asma y brinda consejos prácticos que pueden ayudar a otros.

Una asociación sólida con un proveedor de atención médica permite la creación de un plan de acción escrito, que describe qué medicamentos tomar e identifica los desencadenantes específicos del asma que se deben evitar.
- Michelle Harkins, MD, Jefe de División de Medicina de Cuidados Intensivos, UNM Health

"Lo primero que debe hacer es tener una buena relación de trabajo con su proveedor de atención primaria", enfatiza Harkins. "Una asociación sólida con un proveedor de atención médica permite la creación de un plan de acción escrito, que describe qué medicamentos tomar e identifica los desencadenantes específicos del asma que se deben evitar".

El uso adecuado de los inhaladores es la piedra angular del tratamiento del asma. Harkins destaca la importancia de utilizar una cámara de retención con un inhalador.

“Si usas el inhalador solo, la mayor parte del medicamento llega a la parte posterior de tu garganta y luego lo digieres. Pero si se utiliza una cámara de retención, el medicamento en realidad se dirige a los pulmones, por lo que es mucho más eficaz”, explica Harkins.

El Dr. Harkins continúa brindando una guía paso a paso para usar un inhalador: “Agite el inhalador, colóquelo en la cámara de retención, presiónelo, inhale y manténgalo presionado durante 10 segundos. Si silba, inhale más despacio. Manténgalo así durante 10 segundos y luego podrá dar la siguiente bocanada”.

Variedad de inhaladores
Existe una amplia variedad de inhaladores disponibles, cada uno con diferentes mecanismos y formulaciones. Comprender las opciones y encontrar el inhalador adecuado con su proveedor de atención médica es esencial para un control eficaz del asma.

Harkins señala: “Actualmente hay muchos tipos diferentes de inhaladores en el mercado. Hay docenas de inhaladores diferentes que le pueden recetar y que pueden estar cubiertos por su seguro”.

Tanto Israel como Harkins quieren asegurar a los pacientes que el asma es una afección común y manejable. Reconocer los síntomas, comprender los desencadenantes y trabajar en estrecha colaboración con un proveedor de atención médica puede contribuir al control eficaz del asma. Como destacan Israel y Harkins, la educación y la técnica adecuada en el uso de inhaladores son pasos cruciales para controlar el asma y mejorar la calidad de vida de los afectados.

Si experimenta síntomas como dificultad para respirar, tos o sibilancias, considere buscar atención médica para explorar la posibilidad de asma y desarrollar un plan de manejo adaptado a sus necesidades.

Categorías: Noticias que puedes usar, Facultad de Medicina, Noticias destacadas