Traducir
$ {alt}
Por Michele W. Sequeira

Las tasas de detección del cáncer son significativamente más bajas en los centros de salud calificados a nivel federal de EE. UU.

Un estudio encuentra que las pruebas de detección de cáncer de mama, cuello uterino y colorrectal son sustancialmente más bajas en las clínicas que atienden a comunidades subrepresentadas en comparación con las tasas generales nacionales y estatales.

HOUSTON y ALBUQUERQUE, Nuevo México ― Un estudio nacional dirigido por investigadores de El MD Anderson Cancer Center de la Universidad de Texas y Centro Integral del Cáncer de la Universidad de Nuevo México (UNM) encontró importantes lagunas en pecho, cervical y cáncer colonrectal uso de exámenes de detección en centros de salud calificados a nivel federal (FQHC) en los EE. UU., en relación con las tasas generales de detección en el país.

Los hallazgos, publicados hoy en JAMA Medicina Interna, reveló que el uso de pruebas de detección en los FQHC fue del 45.4 % para el cáncer de mama, el 51 % para el cáncer de cuello uterino y el 40.2 % para el cáncer colorrectal, en comparación con las tasas de detección del cáncer en la población estadounidense general de 78.2 %, 82.9 % y 72.3 %, respectivamente.

"Los FQHC brindan atención primaria de alta calidad a comunidades desatendidas en los EE. UU., que están compuestas de manera desproporcionada por minorías raciales y étnicas, personas sin seguro médico y personas que viven por debajo del nivel de pobreza", dijo el autor del estudio. Jane Montealegre, PhD, profesor asociado de Ciencia del comportamiento en el MD Anderson. "Estos hallazgos resaltan la necesidad urgente de centrarse en ampliar las pruebas de detección basadas en evidencia en estas poblaciones para mitigar las disparidades del cáncer".

El Grupo de Trabajo de Servicios Preventivos de EE. UU. (USPSTF) ofrece orientación para que la población general se haga pruebas de detección de cáncer de mama, de cuello uterino y colorrectal según la edad y los antecedentes familiares. Sin embargo, el uso de pruebas de detección sigue siendo subóptimo en muchas poblaciones marginadas. Alrededor de 30 millones de personas en los EE. UU. que de otro modo no tendrían acceso a servicios médicos utilizan actualmente FQHC.

El estudio, dirigido por la becaria postdoctoral Trisha Amboree, PhD, examinó la información de detección del Sistema de Datos Uniformes del Programa del Centro de Salud de 1,364 FQHC entre el 1 de enero y el 31 de diciembre de 2020. Para comprender la detección en la población general, los investigadores evaluaron datos del Riesgo Conductual. Sistema de Vigilancia de Factores, que incluye el uso de servicios de salud preventiva para adultos estadounidenses mayores de 18 años no institucionalizados, durante el mismo período.

Los investigadores encontraron que el uso de pruebas de detección del cáncer en los FQHC variaba ampliamente entre los estados. Ciertos estados, como Maine y New Hampshire, lograron tasas de detección superiores al 60% y otros cayeron por debajo del 35%, incluidos Utah, Wyoming y Alabama. Además, el estudio reveló que las poblaciones no sometidas a pruebas de detección atendidas por FQHC en estados específicos contribuían a una gran proporción de la población general de Estados Unidos no sometida a pruebas de detección. Los expertos atribuyen estas diferencias, en parte, a la variabilidad de los programas y políticas estatales de detección en torno a la financiación de la atención sanitaria.

“Los FQHC enfrentan limitaciones financieras y rotación de personal al intentar brindar atención en un sistema de salud fragmentado. La implementación de servicios clínicos preventivos, como las pruebas de detección del cáncer, requerirá apoyo adicional”, afirmó el autor correspondiente. Prajakta Adsul, MBBS, doctorado, profesor asistente de Medicina Interna de la UNM. "Con inversiones en investigación de implementación en FQHC, existe la posibilidad de mitigar las disparidades relacionadas con las pruebas de detección en poblaciones médicamente desatendidas".

 

Las limitaciones del estudio incluyen la autoinformación en los conjuntos de datos y los posibles efectos de la pandemia de COVID-19. 

La investigación fue apoyada por los Institutos Nacionales de Salud (R01MD013715, R01CA232888, R01CA256660). Puede encontrar una lista completa de autores colaboradores y sus divulgaciones. esta página.

 

Acerca del MD Anderson

El MD Anderson Cancer Center de la Universidad de Texas en Houston es uno de los centros más respetados del mundo centrado en la atención, la investigación, la educación y la prevención de pacientes con cáncer. La única misión de la institución es acabar con el cáncer para los pacientes y sus familias en todo el mundo y, en 1971, se convirtió en uno de los primeros centros oncológicos integrales designados por el Instituto Nacional del Cáncer (NCI) del país. El MD Anderson ocupa el primer lugar en cáncer en la clasificación de “Mejores hospitales” de US News & World Report y ha sido nombrado uno de los dos mejores hospitales para el cáncer del país desde que comenzaron las clasificaciones en 1. El MD Anderson recibe una subvención de apoyo al centro oncológico del NCI de los Institutos Nacionales de Salud (P1990 CA30).

 

Acerca de la Universidad de Nuevo México

El Centro Integral de Cáncer de la Universidad de Nuevo México es el Centro Oncológico Oficial de Nuevo México y el único Centro Oncológico designado por el Instituto Nacional del Cáncer en un radio de 500 millas. Sus más de 136 médicos especializados en oncología certificados incluyen cirujanos oncológicos en todas las especialidades, hematólogos/oncólogos médicos adultos y pediátricos, oncólogos ginecológicos y oncólogos radioterapeutas. Ellos, junto con más de 600 otros profesionales de la atención médica contra el cáncer (enfermeros, farmacéuticos, nutricionistas, navegantes, psicólogos y trabajadores sociales), brindan tratamiento al 65% de los pacientes con cáncer de Nuevo México en todo el estado y se asocian con sistemas de salud comunitarios en todo el estado para brindar atención del cáncer más cerca de casa. Desde 2015, han publicado casi 1000 manuscritos y, para promover el desarrollo económico, presentaron 136 nuevas patentes y lanzaron 10 nuevas empresas de biotecnología. Los médicos, científicos y el personal han brindado experiencias de educación y capacitación a más de 500 estudiantes de secundaria, pregrado, posgrado y becas posdoctorales en investigación del cáncer y prestación de atención médica contra el cáncer.

Categorías: Centro integral del cáncer