Un médico pediátrico que examina a un paciente con un estetoscopio
Por Michael Haederle

Colaborando para una cura

Los oncólogos pediátricos de la UNM destacan el Mes Nacional de Concientización sobre el Cáncer Infantil

Septiembre es el Mes Nacional de Concientización sobre el Cáncer Infantil, un recordatorio de que si bien el cáncer en los niños es una enfermedad poco común, es la causa más común de mortalidad por enfermedad en los jóvenes.

El estado ve alrededor de 100 nuevos casos de cáncer infantil por año, en promedio, dice Koh Boayue, MD, profesor asociado en la División de Oncología Pediátrica de la Universidad de Nuevo México.

La buena noticia es que los oncólogos pediátricos de la UNM pertenecen a The Children's Oncology Group (COG), un consorcio internacional de médicos que desde la década de 1960 han realizado ensayos clínicos de los últimos tratamientos para el cáncer en niños y adolescentes, dice ella.

Actualmente, COG cuenta con el apoyo del Instituto Nacional del Cáncer e incluye a más de 7,500 médicos de EE. UU., Canadá, Suiza, los Países Bajos, Australia y Nueva Zelanda. La capacidad de agrupar investigaciones y compartir datos dentro de los EE. UU. y de todo el mundo ha dado sus frutos, dice, ya que los ensayos clínicos del COG brindan la oportunidad de tratar y estudiar a miles de niños con cáncer al mismo tiempo.

"Lo que sucedió en los últimos 10 años es que descubrimos que el cáncer en niños de 0 a 15 años ha tenido un buen resultado", dice Boayue, y señala que la leucemia linfoblástica aguda, el cáncer pediátrico más común, tiene una supervivencia general tasa del 85%. 

“El Grupo de Oncología Infantil ha estado a la vanguardia de esta mejora en el resultado del tratamiento del cáncer para niños que estamos viendo hoy”, dice ella. Y debido a que la mayoría de los centros de tratamiento del cáncer de EE. UU. son instituciones miembros del COG, los protocolos de tratamiento son los mismos en todas partes.

“Está realmente estandarizado, y la UNM se dedica a garantizar que los niños de Nuevo México tengan el mismo acceso que los niños de otros lugares de los Estados Unidos”, dice Boayue, y agrega que esta capacidad de acceder a los ensayos clínicos del COG evita que las familias de Nuevo México tengan que mudarse. de estado para el tratamiento.

 

Koh Boayue, MD
Estamos aquí. Los impuestos pagados en Nuevo México están proporcionando cuidado para su familia y sus hijos. Tratamos a nuestros pacientes en base a estos ensayos clínicos que se vienen realizando desde hace 60 años
- Koh Boayue, MD

“Esas son las cosas de las que estamos tratando de concienciar a la gente”, dice ella. "Estamos aquí. Los impuestos pagados en Nuevo México están proporcionando cuidado para su familia y sus hijos. Tratamos a nuestros pacientes en base a estos ensayos clínicos que se han llevado a cabo durante 60 años”.

La diversidad racial y étnica de Nuevo México lo convierte en un lugar atractivo para los ensayos clínicos. “Nosotros en Nuevo México tenemos una posición única, porque cuando COG hace su investigación clínica, cuanto más niños de todas las etnias participan desde cero, mejor es”, dice Boayue. “Las tasas de respuesta pueden variar según las diferentes características de la población, y los ensayos clínicos son la mejor manera de estudiar estas disparidades”.

Ella señala que los médicos también han logrado avances en el tratamiento del cáncer entre los adultos mayores, pero, sorprendentemente, las tasas de supervivencia de los pacientes adolescentes y adultos jóvenes de 15 a 39 años siguen siendo deprimentes.

Se están realizando investigaciones para determinar el motivo de la disparidad, incluida la posibilidad de que los adultos jóvenes no tengan el mismo nivel de acceso a la atención médica que tenían cuando vivían con sus padres, y que podría haber una brecha en la ubicación de la práctica del médico o experiencia para el tratamiento de personas que se encuentran entre la niñez y la edad adulta.

A pesar de todas las mejoras en el tratamiento de los niños con cáncer, todavía hay niños que no sobreviven al cáncer, o niños que sobreviven, pero tienen complicaciones debilitantes a causa de su enfermedad o tratamiento.

“Es por eso que creamos conciencia sobre el cáncer infantil, para que la investigación continúe hasta que podamos curar a todos los niños con cáncer y mejorar la calidad de vida de los que sobreviven”, dice Boayue.

Categorías: Hospital de Niños, Participación Comunitaria, Noticias que puedes usar, Noticias destacadas