Traducir
Centro de la UNM para el desarrollo y la discapacidad
Por Michael Haederle

Asociación principal

UNM Center for Development & Disability se une al Departamento de Salud de NM para mejorar la atención de salud conductual para niños

La universidad de nuevo mexico Centro para el desarrollo y la discapacidad (CDD) se está asociando con Departamento de Salud de Nuevo México (DOH) en una iniciativa financiada con fondos federales para ayudar a los proveedores de atención primaria pediátrica del estado a diagnosticar y tratar mejor los problemas de salud mental y del comportamiento en los niños.

La iniciativa New Mexico Access to Behavioral Health Care (NM-ABC) de cinco años de $ 2.5 millones hará uso de la capacidad de tele-mentoría del Proyecto ECHO de la UNM para mejorar las habilidades de los proveedores de atención primaria pediátrica, dijo la directora de CDD, Marcia Moriarta, PsyD. El proyecto también ofrecerá a los proveedores la posibilidad de consultar con expertos en salud conductual de UNM y crear un directorio de recursos.

 

Marcia Moriarta, PsyD

Reúne capacitación y consulta para proveedores de atención primaria para apoyar mejor las necesidades de salud mental y conductual de los niños que ven en sus consultorios.

- Marcia Moriarta, PsyD

“La idea es que reúna capacitación y consulta para proveedores de atención primaria para apoyar mejor las necesidades de salud mental y conductual de los niños que ven en sus prácticas”, dijo Moriarta, quien se desempeña como co-investigador principal de la subvención.

El proyecto está financiado a través del DOH por el Health Resources and Services Administration (HRSA), dijo la co-investigadora principal Susan Chacon, MSW, LCSW, directora de Servicios Médicos para Niños del Programa Título V para Niños y Jóvenes con Necesidades Especiales de Salud del DOH.

La financiación de la HRSA se está distribuyendo a una red nacional de 40 estados bajo el Plan de Rescate Americano. Acceso a la atención de salud mental pediátrica .

"Es muy emocionante, porque está reconstruyendo y apuntalando la infraestructura para la salud conductual pediátrica", dijo Chacón, citando el informe del Cirujano General. advertencia reciente sobre la salud mental infantil en los EE. UU. "Hay una crisis y estamos tratando de hacer algo para ayudar".

Para evaluar la necesidad de capacitación, los socios se están acercando a pediatras, médicos de familia, clínicas de atención médica calificadas a nivel federal, organizaciones de atención administrada, enfermeras escolares y otras personas que brindan atención médica a los niños, dijo.

Una parte clave del proyecto implica la organización de sesiones interactivas de tele-ECHO con grupos de proveedores de todo el estado, dijo Moriarta.

Un equipo interdisciplinario de expertos de los Departamentos de UNM de Psiquiatría y ciencias del comportamiento y Pediatría proporcionará información detallada sobre el diagnóstico de niños con condiciones como ansiedad, depresión, trastorno por déficit de atención, trauma, trastorno del espectro autista y tendencias suicidas. Las sesiones también incluirán una discusión sobre las mejores alternativas de tratamiento.

Además de los conocidos desafíos de salud mental y conductual que enfrentan los niños, "la otra cosa que está surgiendo es la respuesta de los niños al COVID: es una dimensión completamente nueva", dijo Moriarta.

Los participantes de la iniciativa NM-ABC también podrán consultar con expertos de la UNM en salud conductual de niños y adolescentes con respecto a los diagnósticos de sus pacientes y ayudarlos a acceder a los recursos necesarios. “Pueden llamar a UNM y obtener apoyo activo”, dijo Moriarta.

El proyecto también contratará a un experto en recursos de capacitación, dijo. "Vamos a desarrollar un centro de recursos en línea".

Los participantes de UNM en el proyecto incluyen a las psiquiatras Amy Rouse, MD, y Caroline Bonham, MD, las psicólogas Sylvia Acosta, PhD, y Julia Oppenheimer, PhD, de Pediatrics, y la gerente clínica Karen Longenecker, LCSW, trabajadora social en el CDD que trabaja en colaboración con proveedores del Departamento de Medicina Familiar y Comunitaria.

Chacón dice que debido a que los fondos federales se desembolsarán primero al DOH antes de enviarse a la UNM, ella será responsable de administrar la subvención. "Es una asociación tan agradable", dijo. "No podríamos hacerlo sin el otro".

Categorías: Participación comunitaria, educación, salud, Facultad de Medicina, Noticias destacadas